Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

12 meses en 12 ‘hashtags’

#ZumaMustFall, #BringBackMutharika, #RIPPapaWemba y desafíos calentaron el ciberespacio en 2016

Las Palmas de Gran Canaria

Las redes sociales se expanden en el ámbito planetario y África no es una excepción. El  volumen de tuits geolocalizados en África se ha multiplicado por 34 en apenas tres años y Facebook vive un momento muy dulce en el continente, como testimonia la visita de Mark Zuckerberg, en el verano pasado, a Kenia y Nigeria. Hemos seleccionado 12 hashtags que triunfaron en 2016 para intentar echar un vistazo muy superficial y limitado a las conversaciones globales africanas y las preocupaciones de sus sociedades conectadas. Hemos dejado fuera de la lista muchos dignos participantes como #IfAfricaWasASchool, #JeSuisBassam, #NommetonMinistre, #StopExtrajudicialKillings, #ChibokGirls o #KoffiOlomideDeported y hemos incluido desafíos (challenges) y los memes.

Muhammad Buhari, presidente de Nigeria, en un acto oficial. Ampliar foto
Muhammad Buhari, presidente de Nigeria, en un acto oficial. AP

Un estudio de Portland Communications subrayaba en 2015 la fuerte carga política de las redes sociales en África. El porcentaje de tuits políticos en ese año superaba el 8 % en el continente y apenas llegaba al 2% en Reino Unido y Estados Unidos. La política motiva uno de cada 10 hashtags populares en el continente. Nuestra selección mezcla política, cotilleos, arte y un poco de todo, y empieza en Nigeria. Esperamos las tendencias, conversaciones y movilizaciones del 2017 con curiosidad y ansia.

#TheOtherRoom

Nigeria no es sólo la primera economía africana y el primer exportador de petróleo del continente. Allí se encuentran la enloquecida y gigantesca Nollywood, una industria musical sin parangón en tierra africana con P-Square a la cabeza, un plantel de escritores deslumbrantes (con el novel Wole Soyinka y el ya fallecido Chinua Achebe en proa, apuntalados por estrellas de la talla de Chimamanda Adichie, Chris Abani o Chigozie Obioma) y dos de las megalópolis del siglo XXI: Abuya y Lagos.

En Nigeria triunfaron en 2016 hashtags como #BuyNaijaToGrowNaira (una llamada a comprar local frente a la recesión), #Olajumoke (la historia de una vendedora de pan callejera que se convirtió en modelo, descubierta por el fotógrafo TY Bello) o #SaveMayowa (campaña para salvar a Mayowa Ahmed, una ciudadana que luchó sin éxito contra el cáncer de ovarios). Sin embargo, hemos elegido un hashtag digno de Nollywood que mezcla política, misoginia y despecho: #TheOtherRoom. 

Aisha Buhari es la segunda esposa del actual presidente de Nigeria. En octubre de 2016, afirmó en una entrevista en la BBC que no respaldaría a su marido en las próximas elecciones, previstas para 2019, a menos que realizara cambios significativos en su gobierno, que consideró secuestrado por una camarilla. El presidente Buhari le respondió, a la vera de Angela Merkel y en una rueda de prensa en Alemania, que aunque no sabía a qué partido pertenecía su mujer, sí que estaba seguro de que pertenecía a su cocina, su salón de estar y las otras habitaciones de su casa. #TheOtherRoom (la otra habitación) se transformó en trending topic en Nigeria.

#StopRacismatPretoriaGirlsHigh

Zulaikha Patel tenía 13 años este verano, es sudafricana y estaba matriculada en un prestigioso instituto para chicas de Pretoria, tradicionalmente destinado a una minoritaria élite blanca. Su caso se hizo viral cuando denunció que en el centro la acusaban de distraer con el pelo a sus compañeras y protestó porque le exigían que se lo alisara. Docenas de chicas manifestándose frente al instituto, imágenes de famosos solidarizándose con ella y peticiones online que recibieron miles de firmas pusieron en solfa la imagen tolerante del País del Arcoiris. La sombra de Nelson Mandela se difumina desde hace años, mientras nos llegan noticias que destruyen el mito, etiquetadas como #Marikana o #FeesMustFall. Noticias que dejan claro que el racismo todavía está inserto en los mimbres con los que se construye la sociedad sudafricana.

#ZumaMustFall

No cambiamos de país.

Muchos hashtags sudafricanos se inscriben en la moda de terminar en fall (caer, en inglés). Entre los más conocidos en esta modalidad se sitúan #ZumaMustFall y #FeesMustFall, dos afirmaciones muy políticas en un país en el que las últimas elecciones han significado un varapalo para el Congreso Nacional Africano, en el poder desde hace 22 años.

La aparición de estos hashtags coincide con el alzamiento de los estudiantes contra el partido, al que acusan de perjudicarles al elevar las tasas para estudiar, mientras que el presidente y líder del CNA, Jacob Zuma, tiene pendientes 783 cargos por corrupción ante la Justicia y ha sobrevivido a una moción de censura a finales del año pasado, fecha en la que también tuvo que devolver por orden del Tribunal Constitucional medio millón de euros de dinero público que se gastó de forma irregular en la reforma de su residencia privada.

#BringBackMutharika

El presidente del gobierno de Malaui, Peter Mutharika, de 76 años, se presentó ante la Asamblea General de la ONU a finales de septiembre para hablar de comercio y Objetivos del Desarrollo Sostenible... y desapareció.

Pasó varias semanas en paradero desconocido, sin dar noticias y sin que el gobierno explicara lo que sucedía. Ante los rumores de una posible enfermedad grave y el secretismo de las autoridades, sus compatriotas lanzaron una campaña para localizarlo: #BringBackMutharika. 

Reapareció el 16 de octubre, tras una ausencia de casi un mes y sin explicar dónde estuvo durante ese tiempo, afirmando estar fuerte y sano como un baobab.

#RIPPapaWemba

Horas después de perder a Prince y todavía en duelo por David Bowie, nos tocaba el turno de llorar a Papa Wemba, el rey de la rumba congoleña y creador de la SAPE.

Papa Wemba murió sobre el escenario, como Miriam Makeba. Ambos, en teoría, a causa de un infarto. Ambos, en el extranjero. Papa Wemba lo hizo ante las cámaras de la Radio Televisión Marfileña (RTI), en directo, mientras participaba en el Femua, el festival de las músicas urbanas de Anumabo fundado en Abiyán por el grupo marfileño Magic System. Tenía 66 años.

Youssou Ndour, Samuel Eto'o o Youssoupha son algunas de las celebridades que expresaron sus condolencias por la muerte de Wemba en redes sociales. 

#ThisFlag

#Zimshutdown2016 es uno de los hashtags que hizo furor en Twitter este verano a la par que una huelga se extendía por el territorio de Zimbabue: un desafío público a Robert Mugabe, presidente del país desde su independencia.

La protesta zimbabuense tiene hoy la cara del pastor Evan Mawarire, creador del hashtag #ThisFlag y que se ha convertido en un auténtico líder para miles de descontentos en redes sociales y calles.

La historia de Mawarire ya es conocida: puso su cámara a grabar, envuelto en la bandera de Zimbabue, y filmó cuatro minutos describiendo su desengaño y amargura por las promesas rotas y los fallos del gobierno Mugabe. “Cuando miro la bandera, no es un recordatorio de mi orgullo e inspiración, parece que sólo quiera pertenecer a otro país”, confesó entonces. Con 120.000 visitas en un sólo día y hashtag adjunto, se convirtió en trending topic y aglutinó y etiquetó la decepción de muchos de sus compatriotas. Es, sin duda, uno de los personajes del año y por tanto, Pepe Naranjo, lo incluyó en nuestra lista de africanos de 2016.

#IfDavidCameronWasAfrican

El Brexit también interesó en África, pero sobre todo emocionó la actitud de David Cameron, que dimitió tras el éxito del "sí" a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. La actitud de Cameron dio origen a un nuevo hashtag, que planteaba qué pasaría si el líder inglés fuera un presidente africano. La respuesta tenía mucho que ver con la pervivencia de algunos presidentes vitalicios, que ganan elecciones durante décadas y se resisten a abandonar el poder, como si su intención fuera cambiar el cargo por la tumba.

#CNNGetItRight

Una queja habitual de muchos africanos es que el tratamiento que se dispensa a su continente en los medios de comunicación occidentales no es justo ni preciso. Una crítica que se extiende a líderes, artistas y todo tipo "representantes" de las culturas del norte en la aldea global que es internet.

Todos recordamos el #UgandaisnotSpain de Rosebell Kagumire, pero la tendencia de responder a estereotipos que llegan desde otras partes del globo es un combate en el que cada vez se embarcan más africanos. Especialmente en las redes sociales.

Una de las últimas batallas por una representación adecuada de una realidad africana es la que enfrentó a redes sociales de Ghana y CNN, cuando la cadena internacional cubrió las elecciones en el país y sugirió que la escasez de alimentos está extendida en él.

#SiLesNoirsParlaientCommeLesBlancs

(Si los negros hablaran como los blancos) Un tirón de orejas de los negros a los blancos, adoptando la pose de condescendencia que raya en la estupidez de estos últimos cuando nos referimos a África, los africanos y la negritud en general y utilizando mucha ironía y más mala leche. En francés, atemporal. Una vuelta de tuerca a los prejuicios llena de humor.

#OromoProtest

El Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB) ha decidido situar estas protestas en su lista de personajes del 2016 para mostrar otro ejemplo de cómo la ciudadanía se está organizando para exigir mejoras políticas y socioeconómicas. Comparte hueco con #AmharaProtests y tuvo su momento álgido durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, gracias a la visibilización de la protesta a través del gesto del medallista de maratón Feyisa Lisesa, que cruzó los brazos sobre su cabeza al atravesar la línea de meta en segundo lugar. El gesto lo elevó a la altura mediática del de los Panteras Negras estadounidenses en 1974. Hoy vive en el exilio.

Los pueblos etíopes oromo y amhárico son los dos grupos étnicos más grandes del país y han utilizado las redes sociales para hacer patente su repulsa ante la marginación a la que dicen que les somete el gobierno. Sin embargo, la movilización social en Internet alcanzó nuevas cotas en noviembre de 2015, con el arranque de las protestas oromo por los planes de expansión de Addis Abeba a costa de las tierras y los agricultores oromo. Y también en octubre de 2016, cuando el gobierno de Hailemariam Desalegn decretó el estado de emergencia durante seis meses en el país. Amnistía Internacional estima que hablamos de, al menos, 800 muertos, miles de detenciones y bloqueos continuos en medios y redes sociales.

#LintonLies

Realizadora, modelo, actriz y novelista frustrada, la escocesa Louise Linton saltó a la fama con un pequeño extracto de su obra In Congo's Shadow, publicado a principios de junio en The Telegraph.

La historia comenzó cuando Linton pasó un año de voluntaria en Zambia, siendo apenas una adolescente. Una experiencia breve y quizás intrascendente que magnificó vía novela aubiográfica. Louise Linton llevó su recreación de la experiencia zambiana un punto demasiado lejos y lo hizo en Internet: en sus páginas figura como protagonista de una guerra, la de la República Democrática del Congo, que tocó tangencialmente Zambia vía refugiados. Desgrana el listado de clichés dignos de una película antigua de Tarzán: fauna salvaje, rebeldes desatados, pobreza abyecta y todo tipo de peligros. Lo que realmente irritó a la mayoría de los que utilizaron el hashtag #LintonLies fue la descripción la Zambia de los años 90 que aparece en la novela y que nada tiene que ver con el país. 

Challenges y memes

Los desafíos o challenges son legión en redes sociales. De todo tipo. Elegimos tres políticos (#Bidoung, #M7 y #Akoto) y una de las caras más populares de la tuitosfera africana, la de #JakeAmo.

Por contextualizar un poco, el desafío #M7 es una parodia de un gesto del presidente ugandés, Yoweri Museveni, al regresar de un acto oficial, recibir una llamada urgente y pararse al borde de la carretera a atenderla, sentado en una silla.  #Bidoung y #Akoto surgen en Camerún y Costa de Marfil respectivamente y son muy similares. Es una burla al servilismo de algunos políticos y los gestos de pleitesía que hacen ante sus líderes. En estos casos, Paul Biya y Henri Konan Bedié.

Jake Amo es un niño ghanés de cinco años, fotografiado por Solomon Adufah y subido a Instagram para convertirse en una estrella de la red.

12 meses en 12 ‘hashtags’