Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo que el amor ha unido, que no lo separen la política, el fútbol ni los toros

Campofrío lanza su campaña navideña con historias de parejas que sobreviven a diferencias irreconciliables en materias políticas y sociales

Irse a dormir cada noche con un bético siendo sevillista. Amanecer junto a una nacionalista española siendo independentista catalán. O tomar un desayuno vegetariano frente a un marido carnívoro. Los matrimonios pueden salir adelante aunque entre sus miembros haya diferencias irreconciliables en materias políticas y sociales. Y Campofrío ha querido celebrar ese espíritu de unidad con su campaña para estas Navidades.

"En apariencia se odiarían, pero son parejas y tienen hijos. Son los hijos del entendimiento", reza su lema. La empresa cárnica pretende transmitir así un mensaje de esperanza y tolerancia, y contra los prejuicios tras “un año de crispación” en el país.

"Las diferencias se quedan ahí, no intentamos convencernos. Pero tenemos muchas cosas en común y son ésas las que nos hacen fuertes”, explican Faustino Lomichar y María Jesús Infantes, él militante de Podemos, ella del PP. Y si ellos pueden ser felices juntos, dice Campofrío, es que toda diferencia se puede superar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información