El anuncio de la Lotería de Navidad 2016 ya está aquí

El director Santiago Zannou ha elegido la localidad asturiana de Tazones como escenario. La protagonista del comercial es Carmina, una maestra jubilada

Anuncio de la Lotería de Navidad 2016
Más información
Revealed: Spain’s latest Christmas lottery ad

La Lotería de Navidad 2016 ya tiene anuncio y protagonista. Si el pasado año fue el personaje animado llamado Justino, el vigilante de una fábrica de maniquíes, este año la elegida ha sido Carmina, una maestra jubilada. El director del rodaje, Santiago Zannou -realizador de películas como El truco del manco y Alacrán enamorado-, escogió como escenario la localidad asturiana de Villaviciosa. Y la canción que acompaña al comercial, titulada 21 de diciembre, es obra de Fernando Velázquez.

Más información
Un corto de animación protagoniza la campaña de la Lotería de Navidad 2015
La campaña para el Gordo de 2014 da un giro sentimental
El anuncio de la Lotería de Navidad 2013: la parodia llevó al triunfo

Carmina escucha decir a los niños de San Ildefonso dar el Gordo, números que coinciden con su décimo. De lo que no se da cuenta es que son imágenes de archivo del sorteo del año anterior. Sin embargo, familiares y vecinos del pueblo se vuelcan para mantener la ilusión de esta maestra jubilada. 

El anuncio de la lotería de Navidad de 2013 es el último en el que participaron rostros famosos. Una publicidad que dirigió dirigido el director Pablo Berger, quien logró diez premios Goya con su película muda Blancanieves, y que contó con los cantantes Marta Sánchez, David Bustamante, Raphael y Montserrat Caballé. La lotería se convirtió en viral y fue parodiada. Montserrat Caballé fue de las pocas protagonistas que habló después de las críticas que recibió el anunció. Y la soprano calificó el anuncio de la lotería de Navidad de "horroroso" por la cara "de susto" con la que ella aparecía en pantalla.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS