Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alfombra roja se profesionaliza

Ruth Negga se consolida como la nueva Lupita Nyong’o en la temporada de premios

Ruth Negga
Ruth Negga, el pasado junio en Hollywood. WireImage

Se puede llamar a esta estrategia “hacer un Lupita”. Eso es: llegar a Hollywood rodeada de un ruidoso zumbido de Oscar, trabajarse primero la temporada de festivales y luego la de premios y hacerlo de la mano de un estilista poderoso, de manera que la nueva estrella consigue la atención no solo de los medios de cine sino también de las revistas de moda, ávidas de nuevos iconos, y más si aportan algo de diversidad.

Hace tres años la actriz Lupita Nyong’o escribió el manual de cómo capitalizar al máximo la atención que generó su papel en Doce años de esclavitud, y ahora parece que Ruth Negga (Etiopía, 1982), la intérprete de madre irlandesa y padre etíope, está siguiendo su camino.

Negga está en todas las quinielas para llevarse una nominación por su alabada interpretación en El matrimonio Loving, el drama de Jeff Nichols sobre la pareja interracial que desafió las leyes de segregación en los sesenta. Desde que la película se estrenó en Cannes, donde recibió una larga ovación de la prensa, el filme ha conseguido excelentes críticas, y gran parte del foco se ha puesto en ella, que se ha llevado premios en los festivales de Palm Springs y Santa Barbara y es candidata a los Spirit Awards. Esta semana, Isabelle Huppert le arrebató el galardón como mejor actriz en los Gotham Awards, unos galardones antes considerados menores pero a los que cada vez asisten más estrellas. Aunque perdió, Negga consiguió otro objetivo no menor, aparecer en las galerías digitales vestida con un Givenchy negro de alta costura.

La actriz, que lleva una década trabajando en series como Misfits y tiene un papel en la ficción de superhéroes Preacher, colabora desde hace unos meses con la estilista Karla Welch, que también se ha encargado de la transformación de estilo de Sarah Paulson, firmó una colección cápsula con Justin Bieber y ha vestido a Olivia Wilde, Amy Poehler, America Ferrera, Mandy Moore y Lorde. Welch suele optar por estilismos un tanto alejados de los tópicos de la alfombra roja, la clásica raja lateral que deja ver una pierna y los consabidos escotes. Y por eso congenia con Negga.

La revista W definió el estilo de la actriz como “gótico y brujil”, basándose en un vestido de encaje de Rodarte que llevó a un estreno, el sombrero que se colocó para un desfile de Armani Privé y el traje negro y gris de Prada que se puso para el estreno de El matrimonio Loving en el festival de Toronto. El vestido negro semitransparente de Marc Jacobs que lució en el estreno de la película en Cannes también respira ese aire. Negga y Clark no se han casado todavía con ningún diseñador y a la intérprete se la ha podido ver también vestida de Valentino, Stella McCartney, Chanel, Suno y Rosie Assoulin. No sería extraño que acabase firmando algún contrato con una firma de moda o de belleza, como le sucedió a Lupita Nyong’o, que tras su exitosa temporada de premios protagonizó campañas de Miu Miu, Lancôme y Tiffany & Co.

El secreto de las actrices

Ruth Negga, en el pasado Festival de Cannes.
Ruth Negga, en el pasado Festival de Cannes. Cordon Press

La semana próxima se entregan los galardones del cine británico independiente y desde ese momento las entregas de premios no se detienen hasta la noche de los Oscar el 24 de febrero. Están los del sindicato de guionistas, de directores, de actores, los BAFTA, los Globos de Oro…. La maquinaria que implica a diseñadores, actores y estilistas ya se ha puesto en marcha. Kate Young —ella ayudó a Selena Gomez a sacudirse su imagen de ñoña princesa Disney— viste a Natalie Portman, quien podría recoger su segundo Oscar, de nuevo embarazada, por su papel en Jackie. Otra profesional muy solicitada, Petra Flannery, hace doblete y trabaja a la vez con Emma Stone, que tiene muchos puntos de estar nominada por La La Land, y con Amy Adams, que tiene en liza Llegada y Animales nocturnos.

A estas habituales de la alfombra roja se les sumarán otras veteranas (Marion Cotillard, por Aliados, Annette Benning, por 20th Century Women) y algunas caras menos vistas como la cantante Janelle Monáe, que debuta en Moonlight. Monáe tiene un estilo andrógino muy característico pero incluso ella necesita moldearlo con la mano profesional de una estilista, en este caso Maeve Reilly.

Síguenos en redes sociales

La alfombra roja se profesionaliza