Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desconcierto. Incertidumbre. Vértigo

Donald Trump será investido el 45º presidente de los Estados Unidos. Con un Senado y una Cámara de Representantes a su favor

Donald Trump, ante la bandera de Estados Unidos
Donald Trump, ante la bandera de Estados Unidos AP

Desconcierto. Después del Brexit, tras el referéndum en Colombia, el nuevo monumental error de los sondeos y otros instrumentos de medición de la opinión pública, desnuda arenas movedizas en nuestras comunidades, cambios profundos en quienes las componen; y una verdad dolorosa: el distanciamiento entre las clases dirigentes y los ciudadanos de a pie. La nación americana se presenta hoy ante el mundo partida por la mitad, con el perfil deformado por el vitriolo vertido en la campaña.

Incertidumbre. Las políticas de la Administración Trump para afrontar el mayor reto que se abre ante él -la cohesión de la sociedad americana- bien podrían alcanzar dimensión fundacional global. Porque, con los votos en las urnas, con estos resultados, parece difícil a estas horas suscribir las tesis tan a menudo escuchadas hasta hoy sobre cómo el imponente armazón de la burocracia de Washington ahormaría a cualquier nuevo presidente.

En asuntos internacionales, dejamos atrás el mundo de ayer. Con Donald Trump presidente, lo único que sabemos es que nada será igual. Sin más referencia que los espejos de feria de su campaña, quedan en nuestra memoria chocantes improperios y bravuconadas que solo hasta hoy habríamos declarado faltos de toda virtualidad. Tenemos que esperar y ver.

Los europeos, como el resto del mundo, estamos ante una interrogante (y un gran reto), porque nada hace presuponer que las relaciones transatlánticas, incluida la OTAN, se mantengan tal como las entendemos, ni que se erijan en una prioridad de la nueva política americana.

Durante el último año hemos escuchado demasiado a menudo discursos apocalípticos sobre la posibilidad de una victoria de Donald Trump. Enfrentados a la realidad de que en enero dirija la nación indispensable y comande el ejército más poderoso de la tierra, encontrar el mejor ajuste a este nuevo escenario es una responsabilidad compartida.

Vértigo. Trump es presidente; el mundo muda de piel.


Ana Palacio, exministra de Asuntos Exteriores de España y ex vicepresidenta primera del Banco Mundial, es miembro del Consejo de Estado de España.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información