Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cuadro sobre las enfermedades infantiles que debes conocer

Cómo se contagian las principales infecciones, el tiempo de incubación y los días que el niño debe quedarse sin ir al colegio

Niños acuden al colegio en Barcelona.
Niños acuden al colegio en Barcelona.

Los cuadros infecciosos y los niños van de la mano en edades tempranas, y no se sueltan hasta bien acabada la etapa escolar. En sus primeras andaduras por guarderías y escuelas, ya empiezan a familiarizarse con los virus y bacterias que campan a sus anchas, y comienzan a experimentar los primeros resfriados, catarros, bronquitis y demás infecciones comunes y propias de la infancia.

De hecho, es extraño, sobre todo en esta época del año, no ver a un niño con mocos, tos u otra sintomatología, incluida la fiebre. A las familias les preocupa que los episodios infecciosos sean tan frecuentes sobre todo los primeros años de guardería, y suelen preguntar si se debe a que están bajos de defensas, a que no se alimentan bien o a que les falta alguna vitamina.

El cuadro sobre las enfermedades infantiles que debes conocer

Para ayudar a los padres en la tarea de encontrar información útil, fiable y basada en la evidencia científica, y a la vez, crear una comunidad donde profesionales y familias se enseñen los unos a los otros, nació la web Mamicenter (evolución del grupo de Facebook El médico de mi hij@). En él, profesionales de todos los campos relacionados con la salud infantil atienden a las dudas que nos pueden surgir en el día a día de forma gratuita.

La respuesta siempre es la misma: NO. No les falta nada de nada, son niños sanos y felices que juegan, comparten y se enferman... porque hay demasiados virus y bacterias en los sitios donde hay muchos niños juntos.

En los colegios, siempre existe la preocupación de que los niños no acudan enfermos, por tres razones. La principal es que un niño enfermo no se encuentra en condiciones de participar en las actividades del centro; además, necesita cuidados que el personal del centro no puede proporcionar, y, finalmente, porque contribuye a que se propague la enfermedad. Sin embargo, en este último argumento hay un fallo, ya que la gran mayoría de infecciones se contagian en el período de incubación, cuando aún no se ven los síntomas. Por eso el contagio es tan alto y por eso es fundamental que los centros escolares manejen ciertos conceptos acerca de los periodos de exclusión de las enfermedades, ya que muchas veces las pautas que se marcan acerca de cuándo un niño tiene que ir o no ir al colegio no son acertadas

El objetivo de este cuadro es intentar ayudar a las familias y educadores a conocer los períodos de exclusión reales de las enfermedades, y por lo tanto a tener claro cuándo un niño que está o ha estado enfermo puede volver a clase.

Enfermedades más comunes

Enumeraremos en este cuadro las enfermedades más comunes durante la primera infancia y sus períodos de incubación, forma de transmisión y período de exclusión durante el cual no debería acudir al centro escolar.

Proceso Transmisión Exclusión Incubación Comentarios
Conjuntivitis Contacto directo No Variable
Faringitis Secreciones respiratorias (toser, estornudar) 24 horas después del inicio del antibiótico puede volver al centro 2 a 5 días El 80 % de las anginas en menores de 5 años son víricas y no requieren exclusión
Escarlatina Secreciones respiratorias Lo mismo que para la faringitis 2 a 5 días Se trata de una amigdalitis a la que se le suma la erupción cutánea
Exantema súbito Secreciones respiratorias No 9 a 10 días
Eritema infeccioso (virus de la bofetada) Secreciones respiratorias No

4 a 14 días

Gastroenteritis inespecífica Fecal-oral 24-48 horas sin síntomas
Gastroenteritis por salmonella Fecal-oral, alimentos, agua, animales 24-48 horas sin síntomas 12 a 36 horas
Gastroenteritis por Campylobacter Fecal-oral, agua, alimentos 24-48 horas sin síntomas 1-7 días
Gingivitis, estomatitis Secreciones orales, contacto físico No 2 días a 2 semanas
Gripe Respiratoria, manos No, si no hay fiebre 1 a 4 días
Impétigo Contacto directo 24 horas después de iniciado el tratamiento antibiótico 7 a 10 días
Infección respiratoria Respiratoria, manos No 2-14 días
Mononucleosis infecciosa Respiratoria, contacto con saliva, fómites (objetos contaminados) No 30-50 días
Molluscum Contacto directo, fómites No 2 a 7 semanas

Evitar que compartan toallas o utensilios con otros niños

Oxiuros (parásitos) Fecal-oral, fómites No 1 a 2 meses Hay que tratar a toda la familia
Pediculosis Contacto directo No Pueden regresar al colegio una vez han recibido el tratamiento . No se debe restringir la asistencia a niños con liendres tras el tratamiento
Sarna Contacto directo 4 a 6 semanas Hasta completar el tratamiento. El picor puede persistir durante semanas a pesar de que el tratamiento sea eficaz
Síndrome mano pie boca Respiratoria, fecal-oral No 3 a 6 días
Tiña (hongos) Contacto directo, fómites No
Varicela Contacto directo, respiratoria 10-21 días Hasta la curación de las lesiones (fase costra)

A continuación, responderemos a algunas de las preguntas que rondan por la cabeza de los padres cuando comienza el cole:

¿Por qué enferma tanto?

Los niños enferman tanto porque tienen mayor riesgo de contagio, sobre todo los niños más pequeños, ya que tienen su sistema inmunitario (el sistema que se encarga de las defensas frente a procesos infecciosos) aún inmaduro. A esto hay que sumarle que no saben protegerse adecuadamente de las infecciones (no se lavan las manos, no se tapan la boca al toser, no se limpian la mucosidad constantemente, comparten juguetes y en ocasiones chupetes). A medida que van creciendo y que ponen en marcha estas medidas de protección, su sistema inmunitario se fortalece y estas infecciones disminuyen.

¿Cómo se contagian las enfermedades infecciosas?

Vía fecal-oral: los microbios se eliminan por las heces y el contagio se produce al ingerirlos. Esto ocurre sobre todo en la diarrea.

Vía respiratoria: al toser, estornudar o hablar se expulsan gérmenes que pueden ser inhalados por los demás, como en las infecciones respiratorias, varicela, sarampión, meningitis, tuberculosis, etc.

Por contacto con la piel: de persona a persona a través de objetos que comparten: sarna, piojos o las infecciones de la piel.

 

Independientemente de ello, hay ciertas premisas a tener en cuenta:

Un niño que está cursando un resfriado o catarro normal NO DEBE acudir al centro escolar si tiene fiebre, dolor de oído, dificultad respiratoria o malestar que indique complicación o gravedad.

Tiene que primar ante todo el sentido común: un niño que ha pasado mala noche o que ha tenido fiebre el día anterior no debería ir al colegio. Lo indicado y recomendable sería esperar unas 24 horas a ver cómo evoluciona el cuadro.

Los padres siguen las indicaciones del pediatra y por lo tanto son los padres los responsables de que el niño acuda o no al colegio. Los pediatras no debemos ni estamos obligados a realizar ningún documento que certifique que el niño puede acudir al centro escolar, y el centro escolar a su vez no debería requerirlo. Por otro lado, personalmente, creo que dotamos a los padres a lo largo de las reiteradas consultas de conocimientos para que muchos cuadros de enfermedades banales sean resueltos en el domicilio y no requieran la asistencia al centro de salud, y una vez que se recuperan pueden volver a realizar sus actividades normales sin necesidad de que un pediatra lo acredite.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información