Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reyes de la televisión, artífices de imperios

Dr. Phil es el presentador más poderoso, seguido de nombres más populares como Ellen DeGeneres o Jimmy Fallon

Los 20 presentadores mejor pagados del mundo.

Ellen DeGeneres o Jimmy Fallon reciben cada día a los mayores nombres del cine, la música y la vida política en su plató. No hay semana en la que sus vídeos no se vuelvan virales tras ser vistos por millones de internautas. Ambos están en la lista de presentadores más poderosos que Forbes presentó esta semana, pero, pese a su fama mundial e influencia, ninguno se acerca al número uno. Ese puesto no lo ocupa un cómico, un conductor de concursos ni un actor. El showman mejor pagado del mundo ni siquiera tiene un programa en horario de máxima audiencia. Es un psicólogo, calvo y con un anticuado bigote.

Se llama Phil McGraw, pero le conocen por Dr. Phil, y aunque su aspecto no es demasiado televisivo se ha erigido en el sucesor perfecto de Oprah Winfrey. Fue precisamente la presentadora quien, en un país obsesionado con la psicología, le confió un espacio de autoayuda y bienestar a finales de los noventa. Aquel formato se ha convertido en un imperio: las ganancias anuales de su marca suman 79 millones de euros.

La ecléctica lista de Forbes, confeccionada mediante entrevistas con abogados y publicistas y los datos recopilados por la empresa Nielsen, demuestra que, pese a Internet, los grandes fenómenos empresariales todavía tienen su origen en la televisión clásica. En particular, en la disputada franja matinal.

Al Dr. Phil le siguen, además de habituales como Fallon, DeGeneres o el presentador de American Idol Ryan Seacrest (el Jesús Vázquez estadounidense es tercero con 45 millones); la juez Judy (cuarta), conductora de un popular programa de juicios; el exjugador de fútbol americano Michael Strahan, reconvertido en presentador diurno; una top model experta en realities como Heidi Klum (sexta) o las caras visibles del canal ultraconservador de noticias Fox News Bill O’Reilly y Megyn Kelly, esta última de actualidad por sus disputas con el candidato a la Casa Blanca Donald Trump.

Los 20 presentadores mejor pagados del mundo

  1. Dr. Phil McGraw (88 millones de dólares)
  2. Ellen DeGeneres (75 millones de dólares)
  3. Ryan Seacrest (55 millones de dólares)
  4. Juez Judy (47 millones de dólares)
  5. Matt Lauer (25 millones de dólares)
  6. Heidi Klum (19 millones de dólareS)
  7. Bill O'Reilly (18,5 millones de dólares)
  8. Robin Roberts (18 millones de dólares)
  9. Kelly Ripa (17 millones de dólares)
  10. Michael Strahan (17 millones de dólares)
  11. Alex Trebek (16,5 millones de dólares)
  12. Jimmy Fallon (15 millones de dólares)
  13. Megyn Kelly (15 millones de dólares)
  14. Stephen Colbert (15 millones de dólares)
  15. Pat Sajak (15 millones de dólares)
  16. George Stephanopoulos (15 millones de dólares)
  17. Steve Harvey (14,5 millones de dólares)
  18. Drew Carey (12,5 millones de dólares)
  19. Conan O'Brien (12,5 millones de dólares)
  20. Jimmy Kimmel (12 millones de dólares)

Todos tienen salarios de ocho cifras. Cualquiera de sus movimientos o fichajes son noticia. Pero cada uno tiene una estrategia. Al contrario que DeGeneres (segunda de la lista), McGraw no utiliza virales o una película como Buscando a Dory, la más taquillera del año, para vender sus productos y erigirse en icono mediático. Cada mañana lo ven 3,6 millones de estadounidense. Y, lo más importante, tiene en el bolsillo a un público fundamental: el televidente preocupado por la salud que pasa las mañanas en casa. Entre lecciones sobre cómo controlar su futuro, se dirige a las amas de casa y los parados para venderles los productos que necesitan y acercarles su red de expertos. Incluso cuando cede su nombre a una colección de productos adelgazantes milagrosos que en 2004 lo llevaron a ser investigado por la Comisión Federal de Comercio.

En su programa tienen cabida historias escabrosas y autoayuda zafia. Mirar sus temas de esta semana es suficiente: ¿un narcisista arruinó su vida?, gemelas matándose de hambre, mi marido raptó a mi hijo y una entrevista al acosador de Brooke Shields son parte del escabroso contenido. Al mismo tiempo, él representa el idealizado sueño americano de un hombre del sur hecho a sí mismo que se retiró de la psicología en 2006 para convertirse en poderoso empresario dedicado que cura a famosos como Britney Spears. “Cuanto más maduro, más quiero vivir sin que nadie me diga lo que debo hacer”, explicaba en 2013.

Estrategia

Pese a su éxito, el programa, como Oprah perfeccionó en su día, es la punta de un imperio que abarca también desde otro espacio con doctores de distintas áreas de la medicina a una aplicación donde el cliente se conecta directamente con su red de psicólogos. Esa misma estrategia sigue DeGeneres, su competidora directa, que, además de la película de Pixar, lanzó este año diversos juegos para móviles a los que da visibilidad desde su sofá y que ostenta un rentable acuerdo con la marca de maquillaje CoverGirl. Su sueldo en 2015: 68 millones.

Tráiler de 'Bull'.

La última piedra en la que se erige el imperio de McGraw es Bull, una serie donde su alter ego joven de ficción trabaja con un gabinete de psicología en casos judiciales inexplicables. Las críticas no han sido buenas, pero la producción ya es uno de los éxitos de audiencia de la temporada. Es de esperar que siendo el Dr. Phil el productor no se haga hincapié, sin embargo, en los claroscuros de su carrera: la denuncia de malos tratos de su primera mujer o las acusaciones de otros psicólogos y asociaciones de enfermos a sus métodos por “simplistas, sensacionalistas e inefectivos”. Lo que nadie cuestiona es su don para el negocio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información