Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'La llamada' que cambió sus vidas

Nos colamos en el rodaje de la película de 'La llamada', el musical que pasó de estrenarse en el 'hall' del Teatro Lara de Madrid a convertirse en un fenómeno teatral con más 150.000 entradas vendidas. En el film, Belén Cuesta, Macarena García y Anna Castillo repiten en sus papeles

Macarena García, Javier Calvo, Anna Castillo, Belén Cuesta, Gracia Olayo y Javier Ambrossi en el rodaje de la película.

“Esto es un nuevo sueño hecho realidad”, comparten entre plano y plano Javier Calvo y Javier Ambrossi. Están dirigiendo su primera película, La llamada, llevando al cine la misma historia que estrenaron hace tres años en el hall del Teatro Lara. La escribieron sin imaginar que se iba a convertir en un fenómeno, que iba a prolongarse en la cartelera semana tras semana. La energía de la función se multiplica ahora en el campamento en el que ruedan. “Llevamos mes y pico en este entorno maravilloso. Está quedando una película muy bonita, muy especial”.

A 51 kilómetros de Madrid, el Campamento Alto del León se ha transformado en el Campamento La Brújula. Las cabañas de madera se han reconvertido: una es para maquillaje y peluquería, otra para vestuario, otra funciona como camerino. Cada día van y vienen hasta este paraje segoviano. No se quedan acampados. Una hora de coche para ir, otra para volver. “En el viaje vamos pensando, charlando sobre la película y a veces durmiendo. Ayer acabamos a las 7 de la mañana, agotados”. La mayoría de la acción discurre por la noche, por lo que ruedan hasta que amanece.

“El rodaje ha sido duro por momentos porque es una película que parece muy sencilla, pero es muy complicada: tiene mucha emoción, números musicales y escenas con mucha intensidad"

Al final de la tarde comienza la rasca. “Nos ha hecho un frío que te mueres”, apunta la actriz Anna Castillo. “Cuando llegamos dijimos que una noche nos quedaríamos de fiesta de pijamas, pero con el frío se nos han quitado las ganas”. Frente a la cámara, sólo ropa veraniega. “Hemos luchado contra el frío de las noches con mucha ropa térmica debajo, abrigos y cañones de calor”, explica Belén Cuesta. Aún en pleno verano, han llegado a tiritar de frío.

“Son increíbles”. Los Javis, como les llaman todos, las descubrieron con la obra de teatro. Entonces no habían hecho aún películas como Ocho apellidos catalanes o El olivo. Ellas vuelven entusiasmadas a La llamada, que lanzó sus carreras. Una comedia vibrante sobre la amistad, el primer amor y la búsqueda de la identidad que comenzó con Macarena García como principal reclamo. “Es el proyecto que más feliz me ha hecho nunca y del que más orgullosa estoy”. La ganadora del Goya a la actriz revelación por Blancanieves no podía faltar en el reparto de la película. “Soy muy insegura y exigente y en este rodaje he estado más protegida que en toda mi vida”.

Empezamos. Un sueño hecho realidad. #LaLlamadaLaPelícula

Una foto publicada por Javier Calvo (@javviercalvo) el

Las tres vuelven a cantar, a reír y a llorar. “Nos han sorprendido todas, cómo han dado un paso más. Han matizado sus personajes, han ido más allá”, dicen los directores. “El rodaje ha sido duro por momentos porque es una película que parece muy sencilla, pero es muy complicada: tiene mucha emoción, números musicales y escenas con mucha intensidad. Ha sido precioso porque se ha respirado desde el primer día algo especial. Cuando ves que el equipo se pone en el combo a mirar, cuando ves que la gente se ríe, repite las frases que se han dicho, canta las canciones… es que todo va como tiene que ir”.

La llamada es un grito a ser feliz, a ser tú mismo. Si a ti te hace feliz algo concreto, tienes que luchar por hacerlo”, sostiene Anna. “Es un canto a la libertad, a ser honesto, a ser valiente, que a veces no es fácil. Plantearte qué te gusta, cómo eres y tomar las decisiones que tengas que tomar, sin miedo. Mejor eso que pasarte toda la vida arrepintiéndote”, desarrolla Belén. En la historia una sueña con ser estrella del electro-latino, la otra es una monja con dudas a la que le gusta mucho Presuntos Implicados.

“La película va a ser una carta de despedida al proyecto más importante de nuestras vidas, el regalo final para esta aventura tan bonita”

La llamada, el fenómeno

Se ha creado un fenómeno alrededor de La llamada. Cada foto que suben en Instagram tiene miles de ‘likes’. Sus fans se llaman a sí mismos llamaders. “La película es un homenaje a ellos, a quienes ha conseguido que la obra, que era una cosa enana, se convierta en una película. Gente que ha estado estos años al pie del cañón, llenando el teatro cada semana. Es increíble”, agradece Ambrossi. “Hay personas que han repetido mil veces. Va a ser muy emocionante especialmente para ellos”, comenta Macarena, cuyo personaje siente la llamada de Dios en pleno campamento.

Antes de plantearse la película, los Javis pensaron en una serie. “Llegamos a desarrollarla, con varios capítulos avanzados, pero nos dimos cuenta que la potencia de esta historia estaba en contarla de una manera concreta, no debíamos estirarla. Tenía que ser como una explosión de confeti, que dé subidón”. Entre tanto, rodaron Paquita Salas, un nuevo éxito. “Ha sido una locura todo lo que ha ocurrido con la serie. Estamos felices”. La historia de la representante de actores a la que interpreta Brays Efe, otro descubrimiento, comenzó con un vídeo en Instagram. Sólo rodaron cinco capítulos. Parece que habrá más, pero antes tienen que terminar La llamada.

Campamento La Brújula, El Espinar, San Rafael. 🍃🌲

Una foto publicada por Anna Castillo (@nanitita) el

Para la película han incorporado canciones nuevas, elementos que no se veían en la obra y personajes nuevos. Su último hallazgo es Esti Quesada, la youtuber Soy una pringada, que debuta como actriz en la película. “Esti es una maravilla. Su personaje se llama Marta Sánchez. Se ha descubierto como una actriz excepcional. Todavía se repiten frases de ella que ha dicho por aquí”. ¿Cómo hacen para descubrir talentos? “Se nos da bien identificar la personalidad, el arrojo. Cuando trabajamos damos mucha libertad. Buscamos lo genuino, encontrar en cada persona donde está el personaje”.

Todos coinciden en que La llamada ha cambiado sus vidas. “Dudo que me vaya a pasar otra vez algo así. Ha sido el proyecto de mi vida, lo más fuerte que me ha pasado, un regalo a nivel laboral y a nivel personal”, dice Belén Cuesta. “La llamada ha cambiado mi vida por completo, me ha dado los mejores años de mi vida”, asegura Anna Castillo. “La película va a ser una carta de despedida al proyecto más importante de nuestras vidas, el regalo final para esta aventura tan bonita”, concede Javier Calvo. “Con la obra cambiamos y con la película hemos vuelto a cambiar”, reconoce Javier Ambrossi. ¿Seguirá representándose la función? “Sí, seguirá mientras vaya gente”. Más de 150.000 personas ya han sentido La llamada.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.