Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los secretos del camaleón

Ser un 'lengua larga', bizco y colorido nunca había sido tan rentable

En la mayoría de las culturas bantúes, el camaleón juega un papel determinante entre la vida y la muerte. Según el mito, Dios envió al camaleón para anunciar a las personas que nunca morirían, pero los camaleones andan dudando - un pasito adelante, (casi) un pasito atrás - y el mensajero llegó con retraso. Así que un lagarto se anticipó con un nuevo recado; la mortalidad. El heraldo de la muerte llegó primero y estableció el destino de la humanidad. Ajeno a nuestras vidas, el camaleón sigue moviéndose vacilando.

La lengua del camaleón es el doble de su cuerpo, con lo que permanece enroscada dentro la boca

No obstante, cuando aprieta el hambre, el parsimonioso reptil se detiene y se convierte en un veloz arquero. El camaleón espera, acecha a su víctima… ¡y le saca la lengua! Sus poderosos músculos bucales se coordinan para disparar la sinhueso a una velocidad de vértigo. Como la cuerda de un arco, la propulsan con gran fuerza, pero es su propia elasticidad quién da el último empujón. De promedio, la lengua de un camaleón es el doble de su cuerpo, con lo que permanece enroscada dentro la boca. Sus tejidos se comprimen acumulando energía, siempre preparados para el lengüetazo de salida. Resulta que cuando más pequeño es el camaleón más potente es el lanzamiento del órgano “yoyó”. Si la lengua de Rhampholeon spinosus fuera un coche, pasaría de 0 a 96,5 km/h en una centésima de segundo. Pero la velocidad sin control no sirve de nada. Para atrapar a la presa, el camaleón dispone de un pegamento especial. La mucosidad de la lengua es 400 veces más viscosa que la saliva humana. Este poder de adherencia así como la gran área de contacto en la punta, le permite atrapar presas de gran tamaño, incluyendo, en algunos casos, pájaros, lagartos y mamíferos. En un ínfimo instante, la sinhueso vuelve a la boca con el preciado manjar.

Los ojos les proporcionan un campo visual de aproximadamente 360 grados

La eficaz puntería de los camaleones se debe a sus ojos saltones. Con ambos miran fijamente a la víctima y calibran el letal lengüetazo. Cada uno enfoca independientemente, así se afina la percepción de la profundidad. Además, pueden hacer zoom para una máxima precisión. Son lo más parecido a las lentes de un potente teleobjetivo. De hecho, se cree que los ojos de los camaleones tienen el mayor poder de magnificación de entre todos los vertebrados. Todo ello, le ayuda a discernir el alimento entre la densa vegetación, y a no fallar el tiro. Aparte les proporciona una gran arma de defensa, un campo visual de aproximadamente 360 grados. Los ojos rotan de forma independiente, si uno avista un depredador acercarse, al mismo tiempo, el otro puede buscar una vía de escape. En el mundo de los camaleones, ser bizco tiene sus ventajas.

El cambio de color está más relacionado con la comunicación

A pesar de su versátil visión, hace falta algo más si se quiere sortear a los enemigos. Los camaleones son famosos por camuflarse con el entorno. El color ayuda, pero sus movimientos lentos y de vaivén son fundamentales para mimetizar con ramas y hojas. El cambio de color está más relacionado con la comunicación. Por ejemplo, si dos machos se encuentran, mostrar tonos vivos y brillantes denota agresividad, por contra los oscuros significan sumisión. En el cortejo, si la hembra no está receptiva, sus colores serán visibles y radiantes para mostrar al bravucón macho que no es de su agrado.

Los camaleones son un libro abierto de emociones. Algunas especies también modifican el color para controlar el calor. Chamaeleo namaquensis se vuelve negro en las frías mañanas del desierto para absorber la energía de manera más eficiente, durante el día el gris claro les ayuda a reflejar la luz del sol abrasador. Pero, ¿cómo varían de color los camaleones? Los científicos creyeron durante mucho tiempo que se debía a la expansión de los pigmentos en los tejidos. Pero no es el único motivo. El problema es que hay muchos camaleones verdes y no hay pigmentos verdes en las células de su piel. Recientemente se ha descubierto que debajo las células pigmentadas, hay otra capa con redes de cristales de guanina. Modificando los interespacios de la rejilla, la longitud de onda reflejada por los cristales nanométricos varía, y en consecuencia la coloración de la piel. A medida que la distancia aumenta, los colores van del azul hasta el rojo, pasando por el famoso verde. La repentina vestimenta es un juego de tintes, cristales y luces. El reflejo de la luz engalana a los camaleones y desenmascara su estado anímico. No hay camuflaje para las emociones.

Oscar Cusó (@oscarcuso) es biólogo, director y guionista de documentales de naturaleza, ciencia e historia. Ha trabajado en diferentes series y largometrajes para cadenas como la BBC, National Geographic o TVE.

Historias Naturales es una sección dedicada a las curiosidades científicas de los seres vivos. Una serie de reportajes donde se narran las historias que rodean a la flora y la fauna, desde sus leyendas y lunáticas concepciones hasta los descubrimientos más recientes. Un viaje del mito a la ciencia para descubrir las maravillas del mundo salvaje. El título de la sección juega con el plural para convertir la Historia Natural - concepción clásica de Biología - en cuentos, en relatos, en narraciones… en Historias Naturales.

Más información