Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hologramas de la firma Abrahamsson toman el Samsung Ego de Cibeles

La firma ganadora de la sexta edición del Samsung Ego Innovation Project ha inaugurado este martes la pasarela emergente de la Madrid Fashion Week

“No tenía ninguna intención de desfilar hasta que pensé en este proyecto”, confiesa la diseñadora de Abrahamsson, la firma ganadora de la sexta edición del Samsung Ego Innovation Project. Y eso es precisamente lo que busca este certamen: respaldar e impulsar la carrera de jóvenes creativos que consiguen que tecnología y artesanía caminen de la mano.

Atractiva y sorprendente, así se puede definir la propuesta de Abrahamsson, a la que ha llamado ABRA. Después de seis años en el mundo de la moda, la diseñadora es consciente de la importancia de pasear sus creaciones sobre la pasarela con más proyección de España y por ese motivo se interesó por el concurso de Samsung. “Teníamos claro que íbamos a ganar, la idea era muy buena”, explica sin pestañear Paty.

Un holograma, un cubo y su musa, la modelo Aaliyah Rosales, son los tres pilares de la colección que ha abierto este martes el Samsung Ego —además de los 10.000 euros, la inauguración del día de las jóvenes promesas también forma parte del premio—. “No hemos utilizado materiales tecnológicos. Nos hemos centrado en el show”, cuenta Abrahamsson.

“Teníamos claro que íbamos a ganar, la idea era muy buena”, explica sin pestañear Paty

La idea ganadora del Samsung Ego Innovation Project está basada en una serie de avatares de Rosales, creados por la artista digital Claudia Maté, que se han proyectado en unas cajas de la altura de una puerta, el soporte facilitado por la empresa Paraddax Lab para que los hologramas pudieran cobrar vida en directo.

En los asientos de la pasarela los invitados al espectáculo se encontraron una sorpresa y una demostración de cómo un objeto que parece un pisapapeles puede convertirse en el regalo más tecnológico de la pasarela. Si tienes un smartphone, eso sí. Una pirámide de cristal enmarcada en un rectángulo ha conseguido que, colocando la pantalla del móvil con la reproducción del holograma dividido en dos mitades, pueda verse en los triángulos del souvenir a Rosales desfilando.

Además de conquistar al auditorio millennial con su invento, la creadora ha dado una lección sobre cómo economizar recursos consiguiendo que una camisa sirva para 300 looks diferentes. “La colección está inspirada en una camisa. De un patrón base he sacado una bufanda, unos calentadores, unas mangas sueltas que se ponen como un chaleco, etcétera.Así hasta 300 conjuntos distintos”, dice Paty.

Después de una performance —los cambios de vestuario también merecen su protagonismo— y de fotografiar cada uno de los modelos, se quedaron con diez, que son los que han desfilado. Pero cambiaron los tejidos, porque no tiene mucho de pasarela espectacular una camisa de abuelo en diez versiones distintas.Abrahamsson ha trabajado con algodón, neopreno, seda o denim, la tela que lleva una de sus prendas favoritas de la colección: unos leggins que son también botas, todo junto y a la vez, sin distinciones.

Es de bien nacidos ser agradecidos y Paty quiere dejarlo claro: “Estoy muy contenta. Y creo que a Samsung no le hace falta hacer estas cosas, pero es de agradecer que lo hagan encima con tanta pasión”. La empresa tecnológica lleva años dando soporte a creadores y diseñadores españoles en el marco de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid. Antes que Abrahamsson, otros como Leandro Cano o Moisés Nieto también formaron parte de ese vivero de grandes promesas de la moda que es el Samsung Ego.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.