Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La escasez de alimentos en los zoos de Venezuela

Centenares de animales se mueren de hambre debido a la grave falta de recursos económicos. Tigres y leones están siendo alimentados con mangos y calabazas

  • Centenares de animales se mueren de hambre debido a la grave falta de recursos que ha producido la crisis económica en Venezuela. En la imagen, un león duerme dentro de una jaula del zoo Caricuao de Caracas, el 12 de julio de 2016.
    1Centenares de animales se mueren de hambre debido a la grave falta de recursos que ha producido la crisis económica en Venezuela. En la imagen, un león duerme dentro de una jaula del zoo Caricuao de Caracas, el 12 de julio de 2016. REUTERS
  • La difícil situación que están viviendo los animales en el zoo de Caracas no es única: decenas de zoológicos públicos a lo largo de Venezuela, que cuenta con una vasta fauna y flora tropical, también tienen grandes problemas para alimentar a todos sus animales. En la imagen, donaciones de comida en el zoo Paraguaná de Punto Fijo, el 22 de julio de 2016.
    2La difícil situación que están viviendo los animales en el zoo de Caracas no es única: decenas de zoológicos públicos a lo largo de Venezuela, que cuenta con una vasta fauna y flora tropical, también tienen grandes problemas para alimentar a todos sus animales. En la imagen, donaciones de comida en el zoo Paraguaná de Punto Fijo, el 22 de julio de 2016. REUTERS
  • Cuando comenzó a escasear la comida, los cuidadores de los animales trataron de alimentar con mangos y calabazas a grandes depredadores, como leones y tigres, en un intento de saciarlos ante la falta de alimento. Un trabajador alimenta con papaya a un oso andino, en el zoo venezolano de Paraguaná en Punto Fijo, el 22 de julio de 2016.
    3Cuando comenzó a escasear la comida, los cuidadores de los animales trataron de alimentar con mangos y calabazas a grandes depredadores, como leones y tigres, en un intento de saciarlos ante la falta de alimento. Un trabajador alimenta con papaya a un oso andino, en el zoo venezolano de Paraguaná en Punto Fijo, el 22 de julio de 2016. REUTERS
  • "Se necesitan ingresos económicos y suministros alimenticios y medicinales de forma estable y consecuente, de lo contrario se mantiene el riesgo de que se cierre el zoo", ha admitido Marisabel Santana, directora del parque Paraguaná. En la imagen, un trabajador suministra vitaminas con una jeringuilla a un mono capuchino, en el zoo de Punto Fijo, el 22 de julio de 2016.
    4"Se necesitan ingresos económicos y suministros alimenticios y medicinales de forma estable y consecuente, de lo contrario se mantiene el riesgo de que se cierre el zoo", ha admitido Marisabel Santana, directora del parque Paraguaná. En la imagen, un trabajador suministra vitaminas con una jeringuilla a un mono capuchino, en el zoo de Punto Fijo, el 22 de julio de 2016. REUTERS
  • En Venezuela, la inmensa mayoría de los zoos y parques son públicos y están administrados por funcionarios. En consecuencia, la entrada al público es gratuita y dependen de los ingresos del Gobierno para poder funcionar. En la imagen, trabajadores transportan comida donada en el zoo Paraguaná de Punto Fijo, el 22 de julio de 2016.
    5En Venezuela, la inmensa mayoría de los zoos y parques son públicos y están administrados por funcionarios. En consecuencia, la entrada al público es gratuita y dependen de los ingresos del Gobierno para poder funcionar. En la imagen, trabajadores transportan comida donada en el zoo Paraguaná de Punto Fijo, el 22 de julio de 2016. REUTERS
  • En el zoológico de Paraguaná, en el estado de Falcón, muy cercano a la costa, el pasado mayo se registró la muerte de al menos tres animales. A pesar de que los responsables del parque no han confirmado el motivo de la muerte, los más de 300 animales restantes que aún habitan en el zoo presentan graves síntomas de desnutrición y deshidratación. En la imagen, un guacamayo en su jaula del zoo Paraguaná de Punto Fijo (Venezuela), el 22 de julio de 2016.
    6En el zoológico de Paraguaná, en el estado de Falcón, muy cercano a la costa, el pasado mayo se registró la muerte de al menos tres animales. A pesar de que los responsables del parque no han confirmado el motivo de la muerte, los más de 300 animales restantes que aún habitan en el zoo presentan graves síntomas de desnutrición y deshidratación. En la imagen, un guacamayo en su jaula del zoo Paraguaná de Punto Fijo (Venezuela), el 22 de julio de 2016. REUTERS
  • La Fiscalía venezolana ha abierto una investigación sobre la muerte de los animales, además de investigar el caso de un caballo que fue robado y posteriormente descuartizado para 'despojarlo de su carne'. En la imagen, un jaguar mastica un trozo de carne en el zoo Paraguaná de Punto Fijo, Venezuela, el 22 de julio de 2016.
    7La Fiscalía venezolana ha abierto una investigación sobre la muerte de los animales, además de investigar el caso de un caballo que fue robado y posteriormente descuartizado para 'despojarlo de su carne'. En la imagen, un jaguar mastica un trozo de carne en el zoo Paraguaná de Punto Fijo, Venezuela, el 22 de julio de 2016. REUTERS
  • Un trabajador deja papaya en el suelo de la jaula de los monos araña, en el zoo Paraguana de Punto Fijo, Venezuela.
    8Un trabajador deja papaya en el suelo de la jaula de los monos araña, en el zoo Paraguana de Punto Fijo, Venezuela. REUTERS
  • Ante la situación, la directora del parque Paraguaná ha anunciado que el zoológico planea trasladar a una docena de animales -los que más comida consumen- a un parque en el estado de Mérida, cerca de los Andes. Aunque este parque también atraviesa dificultades, podría ofrecerles mejor calidad de vida, ya que cuenta con más recursos, espacio y un clima más benigno. En la imagen, un mono capuchino come un trozo de papaya en el zoo Paraguana de Punto Fijo, Venezuela.
    9Ante la situación, la directora del parque Paraguaná ha anunciado que el zoológico planea trasladar a una docena de animales -los que más comida consumen- a un parque en el estado de Mérida, cerca de los Andes. Aunque este parque también atraviesa dificultades, podría ofrecerles mejor calidad de vida, ya que cuenta con más recursos, espacio y un clima más benigno. En la imagen, un mono capuchino come un trozo de papaya en el zoo Paraguana de Punto Fijo, Venezuela. REUTERS
  • Marlene Sifontes, representande de Inparques, ha añadido que se ha registrado la muerte de cerdos vietnamitas, tapires, conejos, aves y pecaríes, entre otros. 'Lo de los animales en Caricuao es la metáfora del sufrimiento del venezolano', ha señalado. En la imagen, pecaríes en el zoo Paraguana de Punto Fijo, Venezuela, el 22 de julio de 2016.
    10Marlene Sifontes, representande de Inparques, ha añadido que se ha registrado la muerte de cerdos vietnamitas, tapires, conejos, aves y pecaríes, entre otros. 'Lo de los animales en Caricuao es la metáfora del sufrimiento del venezolano', ha señalado. En la imagen, pecaríes en el zoo Paraguana de Punto Fijo, Venezuela, el 22 de julio de 2016. REUTERS
  • A pesar de los esfuerzos de los trabajadores del zoo de Caricuao, unos 50 animales han muerto de inanición en los últimos seis meses, según ha denunciado el sindicato del Instituto Nacional de Parques (Inparques), la institución encargada de supervisar los parques y los zoológicos públicos del país. En la imagen, un puma del zoo Caricuao, en Caracas (Venezuela), el 12 de julio de 2016.
    11A pesar de los esfuerzos de los trabajadores del zoo de Caricuao, unos 50 animales han muerto de inanición en los últimos seis meses, según ha denunciado el sindicato del Instituto Nacional de Parques (Inparques), la institución encargada de supervisar los parques y los zoológicos públicos del país. En la imagen, un puma del zoo Caricuao, en Caracas (Venezuela), el 12 de julio de 2016. REUTERS
  • Un trabajador del zoo Paraguana de Punto Fijo, en Venezuela, camina junto a los tapires.
    12Un trabajador del zoo Paraguana de Punto Fijo, en Venezuela, camina junto a los tapires. REUTERS