Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Brexit’, mentiras en campaña

Seis horas después de saber el resultado del referéndum sobre el Brexit, Nigel Farage reconocía en televisión que uno de los argumentos más aireados de su campaña, el pago a Bruselas de 350 millones de libras a la semana que se podrían invertir en la Seguridad Social inglesa en caso de ganar el referéndum, era mentira. Algo más tarde, su partido reconoció también que la salida de Reino Unido de la Unión Europea no iba a parar la inmigración, como habían afirmado, ya que esta es, sobre todo, extracomunitaria. Esto no han sido equivocaciones. Son mentiras conscientes. ¿Qué hacer ante estas mentiras? Votantes británicos que se creyeron las palabras de Farage están ahora reclamando otro referéndum porque sienten que votaron engañados. Seguramente esto no sucederá, como no ha sucedido nada en tantas otras ocasiones en las que nosotros hemos ido a votar tras campañas mentirosas. Pero algo hay que hacer. Porque mentir es gratis para los políticos, pero creerte sus mentiras no lo es, como demuestra el referéndum en Reino Unido.— Paloma López García. Fráncfort (Alemania).


Soy británico, casado con una argentina. Hoy por primera vez en mi vida me siento enojado con mi país. Casi un 50% de la población votó para que no se produjese el Brexit. Cuando escucho que en un colegio un alumno ha escrito “Vuélvete a tu país” como mensaje a alumnos de Europa del Este, tengo la impresión de que estoy viviendo en la Alemania de 1939. Los británicos que votaron al Brexit se darán cuenta de que se equivocaron. Lamentablemente, será demasiado tarde. Ya no existirá un Reino Unido, la paz en Irlanda del Norte habrá terminado y una generación entera habrá perdido la posibilidad de viajar sin restricciones o de vivir en 27 países. Hoy me duele la espalda, pero mi corazón se siente dolorido para siempre. Nunca hemos perdido tanto en tan poco tiempo. La próxima generación tiene que luchar por su futuro y nosotros tenemos que apoyarlos en este camino.— Chris Key. Londres (Reino Unido).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.