Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Demasiadas lágrimas para tratarse de una inauguración

Suiza se emociona con una ministra que se conmueve al abrir el Túnel del San Gotardo

El presidente de Suiza Johann Schneider-Ammann y la ministra Doris Leuthard durante la ceremonia de inauguración del Túnel de San Gotardo el pasado 1 de junio.
El presidente de Suiza Johann Schneider-Ammann y la ministra Doris Leuthard durante la ceremonia de inauguración del Túnel de San Gotardo el pasado 1 de junio. AFP

No es habitual que la atención del planeta se centre en Suiza, pero una de esas raras ocasiones llegó el pasado miércoles, cuando la nación alpina celebró una proeza tecnológica considerada “histórica”: el túnel del San Gotardo. Es el más largo del mundo y atraviesa los Alpes a lo largo de 57,1 kilómetros para unir la Europa del Norte con la del Sur.

Pero a pesar de la presencia en tan magno evento de François Hollande, Angela Merkel o Matteo Renzi, es muy posible que la imagen que quede en el recuerdo sea la de la emoción de Doris Leuthard, la carismática ministra de Transporte y expresidenta de la Confederación Helvética. Captada por un reportero de la swissinfo.ch, servicio informativo internacional de Suiza, Leuthard comenzó a explicar en italiano el significado del momento cuando perdió el control y con voz estrangulada por la emoción dijo: “hoy los suizos hemos demostrado que podemos alcanzar nuestras metas, y que somos expertos en la perfección y la innovación”.

Ya el mismo miércoles, las redes sociales se llenaron de comentarios sobre “las lágrimas de Doris”, mientras que la TV suiza mostraba su emoción en prime time. De allí a convertirse en información viral medió solo un paso. Otro hecho inhabitual es oír halagos hacia Suiza desde Francia. El gran vecino mira a la pequeña nación helvética con una mezcla de paternalismo y envidia. Pero el presidente François Hollande no dudó en afirmar: “Francia admira los grandes logros tecnológicos y hoy, hecho raro, nos inclinamos ante Suiza”. Mientras que Angela Merkel destacó que: “En Suiza hoy se ha hecho realidad el sueño de Europa”.

Para quienes vivimos en Suiza, el túnel del San Gotardo se ha convertido en los últimos meses en un tema obsesivo, recordado día y noche desde paneles en las calles, medios de comunicación y hasta con inmensas maquetas de la perforadora instaladas en la estación central de Berna. Ahora cabe esperar que la indigestión informativa se calme, hasta que en diciembre se pueda hacer realidad el sueño de ir de Zúrich a Milán en menos de tres horas.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.