Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julie Gayet: primera dama entre líneas

Una biografía indaga en la vida de la novia de François Hollande y sobre sus intenciones en el Elíseo

Julie Gayet, en el centro, en un desfile en París el pasado mes de enero. Ampliar foto
Julie Gayet, en el centro, en un desfile en París el pasado mes de enero.

Cuando se trata del Elíseo, nada es casual. Todo está entre líneas. Que el mismo día que François Hollande entra en campaña electoral su novia aparezca en la portada del semanario Paris Match podría tratarse de una coincidencia. Si no fuera porque las cifras de popularidad del presidente francés están rozando mínimos históricos.

Julie Gayet: primera dama entre líneas

Aunque en realidad la actriz francesa y actual pareja de Hollande aparece en ocho páginas que le dedica la revista, sin aparecer. No dice una palabra directamente, pero eso no significa que no hable. Gayet ha aprobado lo que otros dicen de ella en la biografía autorizada Señorita (Mademoiselle), escrita por la periodista Pauline Delassus, y que Paris Match adelanta. A primera vista, poco o nada revela sobre la pareja, más allá de una colección de chismes inocuos y debidamente pactados, destinados a mejorar la deteriorada imagen de Hollande. El libro encadena confesiones del entorno cercano de la actriz y la guardia pretoriana del presidente, tratando de dibujar una semblanza de ella que torna en hagiografía.

Solo la autora se aventura a interpretar este paso adelante de Gayet, quien desde que se descubrió su relación con Hollande en 2014, quedó prudentemente lejos de los focos. Durante estos dos años no se sabía si dormía en el Elíseo, si planeaba casarse con Hollande en algún momento o si ambicionaba convertirse en primera dama. Últimamente habían optado por no esconder su relación, pero tampoco hacer alarde de ella. "Sin haber sido oficialmente presentada a los franceses, Julie ya se ha atribuido tareas de primera dama", asegura ahora la autora de la biografía.

Julie Gayet, en el primer acto oficial del presidente Hollande, el pasado mes de junio.
Julie Gayet, en el primer acto oficial del presidente Hollande, el pasado mes de junio.

"Julie ha comenzado a defender causas con un estilo adecuado. Vistiendo de negro y azul marino, sobre todo. Rojo, en ocasiones y para las grandes veladas. Nada de escotes llamativos. Una elegancia sin edad, propia de los creadores franceses. Jamás lujo escandaloso. Nada de tatuajes ni ordinarieces de ese tipo. Julie ha comenzado a vestir su nuevo uniforme, preparándose para su nuevo papel en el Elíseo", asegura. El punto de inflexión se habría producido en verano, cuando Gayet acudió por primera vez a un acto público del presidente.

¿Será Hollande el primer presidente de V República en hacer campaña soltero? ¿Habrá boda antes de la cita electoral o ejercerá Gayet de primera dama atípica? La portada insinúa que es así: "Julie Gayet, los pasos hacia el Palacio", titula. Unos pasos que, al menos de momento, dejan huella solo entre líneas.

Más información