Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Actores televisivos que dan el cante

Kiefer Sutherland ha sido el último en anunciar disco y gira, pero otros como Hugh Laurie, David Duchovny o John Stamos han demostrado antes sus ambiciones musicales, con desiguales resultados...

Después de ser un contraterrorista salvaje en '24', Kiefer Sutherland viene dispuesto a romperte el corazón.

Actores que se pasan a cantantes hay muchos y de todos los tipos. En un extremo están los que consiguen fama mundial, como Jared Leto, que es ya es más conocido por ser el cantante de Thirty Seconds To Mars que por sus papeles en el cine, y otros que son flor de un día, como Lindsay Lohan. En un punto intermedio encontramos proyectos más sofisticados como el de Scarlett Johannson, que lanzó su álbum de debut en 2008 con versiones de Tom Waits, producción de Dave Sitek de TV On The Radio y colaboraciones de David Bowie.

Los actores televisivos no son menos y ahora nos hemos topado con el último que se ha decidido a apuntar al carro y, probablemente, uno que no nos imaginábamos que lo haría. Se trata de Kiefer Sutherland, que en este siglo prácticamente no ha tenido tiempo más que de dar vida al agente secreto contraterrorista más salvaje de la historia, Jack Bauer, en 24. De hecho, no fue hasta precisamente cuando acabó su última temporada cuando decidió a empezar a escribir las canciones que cabrán en su álbum de debut, Down In A Hole, que saldrá a la venta en verano aunque la semana que viene ya arranca su gira por todo Estados Unidos. No hay nada confirmado para Europa y mucho menos para España.

La primera canción que pudimos escuchar de él sorprendió bastante por su título, Not Enough Whiskey. ¿Será que se está riendo de él mismo o de nosotros teniendo en cuenta sus continuos excesos con el alcohol? En realidad ni una cosa ni la otra, pues la letra se refiere a que no hay botellas suficientes de whisky que puedan arreglar ciertos problemas. Hay momentos en la vida que es importante darse cuenta que hay otra manera de lidiar con ellos, estoy seguro que mucha gente piensa como yo”, dijo al presentar el tema. ¿Una suerte de redención? Quizá, aunque el tiempo dirá. Lo que está claro es que quiere tomarse este proyecto en serio, no en vano en 2002 ya montó su propio sello, así que su devoción por la música está fuera de toda duda aunque prácticamente se desconociese hasta hace poco. “Cuando escucho que un actor empieza un proyecto musical soy el primero en entornar los ojos. Se ha hecho antes y, a veces, no demasiado bien. Muchos actores hacen discos y luego no giran para promocionarlos o ruedan vídeos y al final todo es poco serio. Sentí que esto es lo que debía de hacer”.

A la canción de tintes country le acompaña un videoclip de estética muy americana también. Está rodado en un plano secuencia que sigue al actor desde que se despierta en una habitación de motel hasta que sale a la calle con un sombrero de cowboy en la cabeza. Dice que lo financió él mismo, cosa que tampoco cuesta de creer porque tampoco es que haya fuegos artificiales en él y porque fue durante años uno de los actores mejor pagados de la televisión.

Otro acaudalado rostro televisivo, Hugh Laurie, ya se lanzó al mundo de la música hace cinco años y se lo tomó bastante en serio. Let Them Talk se inspiraba en el blues de Nueva Orleans y contaba con colaboraciones de Tom Jones, Irma Thomas o Dr. John. En 2012 presentó estas canciones en Barcelona, Madrid y Marbella y un año después le dio continuación con otro álbum, que se abría a sonoridades como el jazz y el R&B, pero esa vez no visitó España.

El año pasado, aprovechando el probable descanso que tenía después de años como el vicioso Hank Moody de Californication y sabiendas de que pronto iba a retomar el papel por el que pasó a la historia, el agente Mulder de Expediente X, David Duchovny se estrenó en largo con Hell Or Highwater. Citó influencias como tótems de lo alternativo como R.E.M., The Flaming Lips y Wilco o leyendas de todos los tiempos como Leonard Cohen o Bob Dylan. Con estos referentes le salió algo a medio camino entre el alt-rock, el folk y el country. En general tuvo una buena acogida, aunque hay discrepancias sobre las cualidades de su voz. Si quieres salir de dudas, el actor estará en Barcelona y Madrid el 14 y 15 de mayo respectivamente. Y, aunque actúe en salas de mediano aforo, Barts y Joy Eslava, aún quedan entradas y posibilidad de conocerle en persona con los meet & greets.

En su reciente gira Madonna contó con una serie de teloneros más o menos asociados a la música. Pincharon Diplo y Lunice, del dúo trap TNGHT, y también Idris Elba, Luther en la serie de mismo nombre o Stringer Bell en The Wire. El momentazo se dio el pasado noviembre en Berlín, donde pudo demostrar que es mucho más que una cara conocida, pues empezó a trastear con los platos cuando tenía 14 años y ha ofrecido sesiones en Ibiza o Glastonbury. También es rapero y productor, de hecho, en diciembre lanzó un miniálbum, Murdah Love John, inspirada en su serie policíaca de la BBC, que ofrece sonidos urbanos retorcidos más que interesantes.

Como extra os dejamos a alguien que está a las antípodas de Idris Elba, John Stamos, pero que vuelve a estar de actualidad gracias a la terrible Madres Forzosas, spinoff de la serie que le dio fama mundial y en el que ofrece breves apariciones. Antes de ser el tío Jesse, el actor ya hacía sus pinitos en el mundo de la música bajo el amparo de los Beach Boys, quienes le han dejado tocar con ellos en vivo ocasionalmente desde hace ya más de 30 años. Normalmente se encarga de la percusión, como en el videoclip en el que él mismo aparece, Kokomo.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.