Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hedi Slimane abandona Saint Laurent

Tras meses de especulaciones, la firma francesa confirma la despedida de su director creativo. El diseñador Anthony Vaccarello podría sustituirlo de manera inminente

Hedi Slimane, tras un desfile de Yves Saint Laurent en 2013.

Su contrato terminó el jueves y, como se sospechaba desde hacía meses, no será renovado. El diseñador Hedi Slimane abandonará su cargo de director creativo de Saint Laurent, según ha confirmado este viernes el grupo Kering, propietario de la marca, aludiendo al final de “su misión de cuatro años, que ha conducido hacia un reposicionamiento completo de la marca”. “Estoy muy agradecido a Slimane y a todo el equipo de Yves Saint Laurent, por haber marcado el camino que la firma ha abrazado, que garantiza la longevidad a esta marca legendaria”, ha añadido el presidente de Kering, François-Henri Pinault.

En sus cuatro años al frente de Saint Laurent, Slimane ha logrado conducir una renovación total de la identidad de la marca, donde ha controlado en diseño de ropa y accesorios, pero también las campañas de publicidad, que él mismo ha fotografiado. Alejándose del glamur añejo, Slimane ha introducido un imaginario rock, a menudo anclado en los años noventa –escogió a iconos de esa década como Courtney Love, Marilyn Manson o Beck como imágenes de la marca– y en la cultura californiana. Slimane vive en Los Ángeles desde 2008 y ha dirigido la marca parisina a distancia.

Slimane, de 47 años, inició su andadura en el mundo de la moda en Saint Laurent en 1997, cuando fue nombrado director de las colecciones masculinas de prêt-à-porter. Después desembarcó en Dior, donde popularizó los cortes estrechos para hombre durante la década pasada. Intentó crear su propia firma, pero la iniciativa no llegó a buen puerto. En 2007, Slimane anunciaba su retirada del mundo de la moda. Pasó cinco años dedicándose a la fotografía, antes de regresar por la puerta grande en 2012 a Saint Laurent, donde Pierre Bergé le dio un control total sobre la línea creativa y la imagen de la marca. Cuatro años después, ha logrado duplicar los ingresos de la marca, que el año pasado se acercaron a los 1.000 millones de euros, modernizando su imagen y conectándola con un consumidor más joven. En el último trimestre de 2015, Saint Laurent registró un crecimiento del 37,4% respecto al año anterior.

Los rumores sobre el cese se habían multiplicado desde principios de enero. El propio Slimane pareció despedirse de la marca con su doble desfile de la última temporada. El primero, en el mítico Hollywood Palladium de Los Ángeles, donde en febrero presentó una colección inspirada por la estética glam, en un gran espectáculo al que acudieron Lady Gaga, Justin Bieber, Zac Efron, Demi Moore, Elle y Dakota Fanning o incluso Sylvester Stallone. Un mes más tarde, se despedía de la pasarela parisina con un desfile en el nuevo atelier de alta costura de la marca, una mansión dieciochesca en el barrio de Saint-Germain, que Slimane ordenó restaurar tras su fichaje en 2012. El modisto hizo desfilar a sus modelos en silencio, con la voz de la locutora que anunciaba el número de cada diseño en los desfiles del propio Yves Saint Laurent hasta 2002. Su última colección estaba repleta de guiños a los diseños míticos del creador de la marca, como esmóquines para mujer, transparencias de muselina y numerosas referencias a los ochenta.

Saint Laurent anunciará en breve al sucesor de Slimane. Desde enero, el mejor posicionado es Anthony Vaccarello, diseñador belga de 33 años que actualmente dirige Versus, la segunda línea de Versace, además de la marca que lleva su nombre, con que la que ha despuntado en la pasarela parisina desde hace varias temporadas. Según el portal especializado WWD, Vaccarello podría tomar posesión de su nuevo cargo el 1 de mayo, a tiempo para debutar al frente de Saint Laurent en la semana parisina del prêt-à-porter del próximo otoño.

Más información