Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El amor de Sara

“Si el amor no es 'fou', no es ni fu ni fa”, le dijo Fernando Savater a Manuel Jabois

El filósofo Fernando Savater y su esposa, Sara Torres, en Finisterre, en junio de 2014.
El filósofo Fernando Savater y su esposa, Sara Torres, en Finisterre, en junio de 2014.

Una tarde del verano de 2014, en Pontevedra, Manuel Jabois vio a Fernando Savater enfrente de la casa de los Muruais, donde había vivido Valle Inclán. Manuel le dijo: “Soy vecino suyo en Madrid y hace poco le paré por la calle. Es la segunda vez que le paro. Nunca lo hago con nadie más, es sólo una costumbre con usted". Fernando le aclaró que estaba allí porque preparaba con su mujer un libro sobre casas de escritores. También le contó que se quedaría unos días; ella se había sentido mal y le iban a hacer unas pruebas. Su mujer era la profesora, documentalista y cinéfila Sara Torres. El libro se titularía Aquí viven leones.

El 18 de marzo de 2015, a los 59 años, Sara murió del tumor cerebral que le detectaron en Pontevedra. El pasado viernes, 18 de marzo, Savater y Jabois se reencontraron para mantener un diálogo sobre las claves de la felicidad, en un congreso organizado en Tudela por la Cadena Ser. Tuve el placer de moderar esa charla y advertir el conmovedor sobreesfuerzo de Fernando para, la noche del aniversario, no venirse abajo y hacernos reír. Lo consiguió. “Si el amor no es fou, no es ni fu ni fa”, soltó, evocando a Celia Amorós. Pero luego, tocado de amor fou y melancolía, nos confesó que era incapaz de avanzar en el que había planeado que fuera su último libro, una recreación de su vida con Sara Torres. Ahora, sólo aspira a huir a su guarida donostiarra y abandonarse a la lectura, las películas, los caballos y los amigos. Y dejar de escribir para siempre. Total, para qué, si ella ya no le puede leer.