Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Activistas piden a Nicki Minaj que no actúe para el presidente de Angola

La cantante es la estrella de una gala organizada por la compañía telefónica Unitel, relacionada con José Eduardo dos Santos

Imagen de la gala de Unitel en la cuenta de Instagram de Nicki MInaj, Ampliar foto
Imagen de la gala de Unitel en la cuenta de Instagram de Nicki MInaj,

Nicki Minaj es la estrella de una gala organizada para el próximo domingo por la compañía telefónica Unitel. Aunque a primera vista parezca un bolo más de los cientos que realiza la cantante al cabo del año, la fundación Human Rights (HRF) ha pedido a la artista que no actúe y la culpa la tiene la empresa anfitriona: la hija del presidente de Angola, José Eduardo dos Santos, es dueña del 25% de las acciones de Unitel.

"Nicki Minaj es una artista global. Millones de personas buscan en ella una inspiración. No hay ninguna buena razón para hacer negocios con la dictadura corrupta de Angola y con los negocios de su familia", ha dicho el presidente de HRF, Thor Halvorssen. Este conocido activista por los De Dechos Humanos y productor de películas de contenido social ha recordado que la cantante de hip hop ha estado involucrada en organizaciones benéficas con jóvenes y ha lanzado una pregunta: "¿Qué clase de mensaje inspirador está enviando a miles de jóvenes angoleños actuando ante una dictadura que ha robado su libertad y su futuro?".

Una foto publicada por Nicki Minaj (@nickiminaj) el

Dos Santos gobierna en el país africano con mano de hierro desde hace tres décadas y está en el punto de mira de varias organizaciones pro Derechos Humanos como Human Rights Watch, Amnistía Internacional o Transparency International. HRF ha contado que la familia Dos Santos ha amasado una fortuna de 3.200 millones de euros, mientras que un angoleño vive de media con 1,8 euros. 

Mariah Carey fue la artista invitada al festival de 2013 y cobró por su actuación 900.000 euros. La cantante fue denunciada públicamente por HRF y decidió despedir a su manager, Jermaine Dupri, y lo cambió por Brian Sher, el mismo que tiene Minaj. Por otra parte, Carey también fue la protagonista de uno de los cables de Wikileaks que reveló la lluvia de dólares con la que la familia del dictador libio, el ya fallecido Muamar el Gadafi, le agradeció un recital privado. Y Thor Halvorssen también se mostró muy crítico con la actriz Hillary Swank y la cantante Jennifer Lopez por asistir a fiestas con anfitriones poco recomendables.