Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las llamaradas solares, al milímetro

La NASA publica un vídeo que muestra las distintas capas de la superficie del astro con un detalle sin precedentes

El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA (SDO, en sus siglas en inglés) ha publicado un vídeo con nuevas imágenes del Sol como nunca antes se había visto: en definición ultra HD, o 4K, es decir, el doble de resolución de la alta definición.

Las imágenes del vídeo están captadas en 10 longitudes de onda diferentes. Muchas veces estas longitudes son ultravioletas, por lo que no son visibles para el ojo humano. El telescopio funciona tomando las imágenes a las que posteriormente añade un color que no es real pero que permite ver los fenómenos en la superficie. Estos filtros muestran las capas a distintas alturas en la atmósfera del Sol, ofreciendo información sobre su temperatura, evolución, atmósfera, cambios repentinos...

Los bucles que se muestran en las imágenes corresponden a líneas de campo magnético

Los bucles que se muestran en las imágenes corresponden a líneas de campo magnético. “El efecto es similar al que se produce con las limaduras de hierro puestas encima de un imán. Estamos viendo la forma del campo magnético del Sol”, explica Luis Ramón Bellot, investigador del Departamento del Sistema Solar del Instituto Astrofísico de Andalucía (IAA). “Podemos observar el gas de la atmósfera del Sol que sigue la forma del campo magnético. Como este gas está muy caliente, brilla mucho”, añade.

En algunos casos, estos bucles que se forman en la superficie están más cerrados que otros. “Esto se debe a que los polos norte y sur del campo magnético se encuentran muy cerca”, explica el investigador.

Estos bucles también están asociados a las manchas solares. Es ahí donde los campos magnéticos son mucho más intensos. Una sola mancha puede llegar a medir hasta 12.000 kilómetros (casi tan grande como el diámetro de la Tierra), pero un grupo de manchas puede alcanzar 120.000 kilómetros de extensión, e incluso más.

La excepcional potencia del astro

Las explosiones que se ven en el vídeo también tienen que ver con el campo magnético. Cuando el campo magnético intenso sube a la superficie, tiene muchísima más energía que el gas que forma la atmósfera del Sol. “Al subir hacia la atmósfera, puede ocurrir que no tengan suficiente energía como para explosionar y se reconfiguran en un estado de mínima energía; en ese proceso liberan energía magnética”, resalta Bellot.

Las expulsiones de masa corona son las explosiones más fuertes del Sistema Solar

También puede ocurrir es que, al emerger la fuerza del campo magnético, se encuentre con otro campo en la superficie. “Esa reconexión libera una cantidad muy fuerte de energía, en la que los campos magnéticos desaparecen, las líneas de campo se desatan y se producen liberaciones de gas al espacio”, indica Bellot.

A este fenómeno se le conoce como "eyecciones de masa coronal". Son las explosiones más fuertes del Sistema Solar, capaces de alcanzar una velocidad cercana a la luz.

El brillo que se observa justo antes de las expulsiones de masa coronal se conoce como "fulguración". “Solamente cuando el campo magnético es muy grande e intenso es cuando hay energía suficiente para producir una fulguración y una expulsión de masa coronal. Las fulguraciones son mucho más frecuentes”, explica el investigador del IAA.

Pese a que estas explosiones pueden tener efectos negativos en nuestros sistemas electrónicos espaciales, como los telescopios y los satélites, la mayor parte de la energía que nos llega es en forma de luz. “Las explosiones son muy intensas, pero duran instantes. La mayor parte de la energía del Sol se libera en forma de radiación solar, en todas las longitudes de onda. Esa energía, que es la que hace que la estrella viva, se genera en el núcleo”, apunta Bellot.

Este vídeo prueba, en fin, una reflexión del astrónomo Jan Olof Stenflo, del Instituto de Astronomía ETH de Suiza. “El campo magnético es el ingrediente básico del Sol, el agente que causa toda la actividad. Sin campo magnético, el Sol sería una estrella muy aburrida”.

Más información