Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Contar con Irán

Teherán es fundamental para la estabilidad de la región y es necesario que esté en la mesa de quienes quieren acabar con la guerra en Siria

La presencia de Irán en las conversaciones de Viena para abordar una estrategia global en torno a la guerra en Siria y al avance del Estado Islámico (EI) supone un salto de grandes consecuencias estratégicas y diplomáticas que variarán el mapa de Oriente Próximo.

El retorno al escenario regional como actor de primer orden de un régimen que hasta hace apenas meses sufría un agudo aislamiento internacional provoca reticencias lógicas. Al fin y al cabo Irán es una teocracia en la que se violan los derechos humanos, principal soporte de la dictadura de Bachar el Asad en Siria e inspirador y suministrador de material a grupos como Hezbolá y Hamás. Pero también es cierto que, ante la amenaza que supone el avance constante del EI para toda la región y para Occidente, la colaboración iraní puede ser inestimable.

La carnicería que destroza Siria debe llegar a su fin por muchas razones. Hay que atajar la crisis que ha causado ya cientos de miles de muertes y ha desplazado a millones de personas. En este sentido, es positivo el pragmatismo de Estados Unidos a la hora de permitir la incorporación del régimen de Teherán a la mesa que estudia soluciones a la situación. Irán es una potencia fundamental para la estabilidad de la región y resulta mucho más eficaz que esté en la misma mesa de quienes quieren acabar con la guerra en Siria que el que permanezca al margen o —peor y como ha sucedido hasta ahora— que actúe por su cuenta.

Conviene en todo caso no dejarse arrastrar por un optimismo desmesurado. Irán todavía representa una amenaza para muchos de sus vecinos y su lenguaje belicista y agresivo hacia Occidente apenas ha variado. Pero después de casi 40 años de enfrentamiento con las democracias occidentales, tal vez la vía del cambio interno en Irán se puede ver ayudada por esta invitación.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.