Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pura casualidad

El 15 de octubre de 1940, a las 6.30, fue fusilado en el foso del castillo de Montjuïc, en Barcelona, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Lluís Companys. Justo 75 años después, el 15 de octubre de 2015, pero horas más tarde, es llamado a declarar, como imputado, ante un tribunal en Barcelona el actual presidente (en funciones) de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. Hay que ver qué casualidades tiene la vida. Podía haber sido llamado a declarar el 14 o el 16, días hábiles, pero no, se eligió el 15. Sin comentarios.— Germán Fabra Valle.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.