Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cuentas

La vida es un juego de azar y de estrategia. El azar funcionó, pero la estrategia ha llevado a Podemos a la casilla de salida, mientras que a Garzón la ruptura con Iglesias lo ha sacado de la UVI

IU se percibía hasta hace poco como un partido (o coalición de partidos) del establishment. Llevaba años apalancada en una posición minoritaria y cómoda, con un mercado más o menos estable de votantes que aseguraban la supervivencia de la organización y de sus puestos de trabajo. Habiendo renunciado a gobernar, debería haberse refugiado en una actitud de arte y ensayo, constituyéndose en vanguardia de la existencia y subtitulando la realidad para que la entendiéramos quienes no sabíamos idiomas. Lejos de eso, se metieron en los Consejos de Caja Madrid y perdieron con el mundo de trabajo los enlaces que en otro tiempo les proporcionaba Comisiones Obreras (la famosa correa de transmisión que a estas alturas ignoramos quién cortó, si el sindicato o el partido).

Así las cosas, aparece Podemos, a quien las encuestas colocaban en el primer lugar en intención de voto. Podían, increíblemente, gobernar sin biografía, sin organización, casi sin cuadros. En tales circunstancias, el acercamiento de IU a Pablo Iglesias venía a ser como el abrazo de oso. IU apestaba a todo lo que representaban los partidos tradicionales y de los que el votante parecía huir como del cólera. Para Podemos habría sido un lastre presentarse en coalición con los viejos comunistas, ya en caída libre por los desbarrancaderos de la historia.

La vida es un juego de azar y de estrategia. El azar funcionó, pero la estrategia ha llevado a Podemos a la casilla de salida, mientras que a Garzón la ruptura con Iglesias lo ha sacado de la UVI. Dan ganas de echarle una mano por buen tipo. Mientras tanto, al PP, al PSOE y a Ciudadanos les empiezan a salir las cuentas, las individuales y las conjuntas. Los de siempre van a llegar una vez más a fin de mes.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.