Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De las hierbas tradicionales al Nobel de Medicina

China explota el premio a Tu Youyou como símbolo de modernidad e igualdad

La Nobel de Medicina 2015, Tu Youyou.
La Nobel de Medicina 2015, Tu Youyou. AP

El Gobierno chino saca pecho estos días. A sus 84 años, Tu Youyou se ha convertido en la primera mujer de esta nacionalidad ganadora de un premio Nobel, el de Medicina, por sus descubrimientos en la lucha contra la malaria.

Tu, farmacóloga fue reclutada para un proyecto secreto ordenado por Mao en los años 60, cuando la malaria diezmaba a los aliados de Vietnam del Norte más que las bombas estadounidenses; se necesitaba una cura con urgencia. El equipo encabezado por Tu encontró la solución en un recetario de hierbas tradicionales chinas milenario. A partir de estas hierbas descubrieron la artemisinina, el medicamento más eficaz contra la enfermedad. “La artemisinina es un regalo de la medicina tradicional china a los pueblos del mundo", ha indicado Tu en un comunicado. "Es un ejemplo de éxito en la investigación colectiva de la medicina china tradicional”.

Son palabras que suenan como música a los oídos de Pekín. Criticado por la rigidez de un sistema educativo que desalienta la creatividad, puede ahora presumir de un Nobel en un área científica. Y por investigaciones en un área, la de la medicina tradicional, que no puede ser más autóctona.

El Nobel es también útil al régimen en otra área. China recibió duras críticas en el exterior por copatrocinar en septiembre un foro de Naciones Unidas sobre igualdad mientras algunos expertos denuncian un retroceso en la situación femenina en el país. Pekín presume ahora de una mujer que ha llegado a lo más alto.

El primer ministro, Li Keqiang, asegura que el premio representa “una expresión de la prosperidad y el progreso de la medicina china, y de la gran contribución que la medicina y la farmacología china han hecho a la salud humana”. Los medios oficiales han ensalzado a la investigadora por activa y por pasiva. Es un trato muy diferente al que ha recibido el primer premio Nobel de nacionalidad china: Liu Xiaobo obtuvo el galardón, en su caso de la Paz, en 2010. Llevaba entonces dos años privado de libertad. En 2015, aún le quedan 5 para terminar su condena.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.