Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Donald Trump se enzarza en una nueva polémica sobre la lactancia

El magnate estadounidense calificó de "desagradable" a su ex abogada Elizabeth Beck cuando ésta pidió interrumpir una reunión para extraerse leche para su hija

Donald Trump, aspirante a la candidatura presidencial republicana para las elecciones estadounidenses, se ha visto envuelto en una nueva polémica al salir a la luz los insultos que profirió en 2011 a su exabogada cuando ésta pidió un momento para amamantar a su hija. El magnate no negó en su momento que se enfadara y llamase a la mujer "desagradable", pero sí ha reaccionado a las informaciones sobre el incidente. "Se quería extraer leche delante de mí durante la declaración", ha escrito Trump este miércoles en Twitter. Sin embargo, Beck ha explicado que eso no era cierto. "Me exaspera ahora porque está diciendo falsedades", ha afirmado. "Se levantó, con el rostro rojo, me señaló con el dedo y me gritó 'eres desagradable, eres desagradable', y salió de ahí", ha dicho en la CNN.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete