Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ben Affleck y Jennifer Garner se separaron por una infidelidad

Amigos de la pareja han contado a 'People' que el actor confesó a su esposa que en los últimos años "rompió su compromiso matrimonial"

Ben Affleck y Jennifer Garner
Ben Affleck y Jennifer Garner. Evan Agostini/Invision/AP

Hubo quien se sorprendió cuando la pasada semana Ben Affleck y Jennifer Garner anunciaron su divorcio. Pero para quienes conocen a la pareja, no hubo tal sorpresa. Como asegura un amigo del matrimonio a la revista People sus tensiones eran muy visibles y la separación “inevitable”. Affleck, 42 años, y Garner, 43, anunciaron su separación un día después de celebrar su décimo aniversario de boda con un comunicado de prensa en el que pedían "compresión y respeto". “Tras una reflexión cuidadosa, hemos tomado la difícil decisión de divorciarnos. Seguiremos adelante con amor y amistad mutua y el compromiso de cuidar a nuestros hijos y pedimos respeto para su vida privada durante ese difícil periodo. Este es nuestro único comentario en un tema íntimo y de familia. Gracias por vuestra comprensión”, indicaba el comunicado difundido en People.

La misma revista es la que ahora lanza un especial sobre las razones de este divorcio mientras que la pareja y sus tres hijos se distancian del mundo en unas últimas vacaciones como familia en las Bahamas. Según las declaraciones de una amiga de la actriz de Dallas Buyers Club, la gota que colmó el vaso de Garner, el momento en el que la intérprete le dijo basta al nuevo Batman, fue cuando Affleck le aseguró que “en los últimos años había roto su compromiso matrimonial”. En opinión de la misma amiga, Jennifer es una luchadora y nunca habría tirado la toalla de no existir una buena razón.

La pareja el día en que él ganó un Oscar.
La pareja el día en que él ganó un Oscar. AFP

Las razones abundaron durante años al menos en la rumorología de Hollywood donde Affleck nunca se pudo quitar de encima la fama de mujeriego, jugador y bebedor. Sólo consiguió acallarla gracias a un matrimonio aparentemente estable que llegó tras sonoros fracasos amorosos junto a Jenniffer López y Gwyneth Paltrow. Junto a Garner, el ganador del Oscar al comienzo de su carrera como guionista de El indomable Will Hunting remontó no sólo su imagen sino su carrera consiguiendo una nueva estatuilla, esta vez como productor de Argo, película que también dirigió, y convertido en un nuevo superhéroe en la nueva película de Batman vs. Superman: Dawn of Justice.

Las versiones de este divorcio también están divididas y otras fuentes consultadas por la revista prefieren hablar de una separación de mutuo acuerdo. “Es fácil tachar a Ben de mal padre y esposo. Y siempre le quieren colgar en sambenito de mujeriego y jugador”, afirma otra de las fuentes que hace sus comentarios desde la libertad que da el anonimato.

Lo cierto es que ambos actores cada vez tienen más en su plato artístico. Y como aseguró Affleck a este periódico mientras rodaba Argo, su matrimonio funcionó en estos tiempos de mucho trabajo gracias a la paciencia y la dedicación de su esposa y madre de sus hijos.

En la actualidad Garner está rodando en Atlanta (EEUU) su próximo filme, Miracles from Heaven, y Affleck dejará su pequeña vacación familiar para asistir el próximo sábado a la Comic-Con de San Diego (EE UU), la mayor congregación de fans de todo aquello relacionado con el mundo de la ciencia ficción y la fantasía donde presentará su próximo trabajo como Batman delante de 8.000 aficionados enardecidos a los que poco les importará su divorcio.

Más información