Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno investiga si existe trato de favor a Pantoja en la cárcel

La mayoría de trabajadores del penal han presentado una queja por escrito quejándose de los supuestos privilegios hacia la cantante

Isabel Pantoja, el día de su salida de prisión junto a su hermano.

Instituciones Penitenciarias ha abierto una investigación reservada para averiguar si es cierto o no que Isabel Pantoja esté disfrutando de un supuesto trato de favor en la cárcel sevillana de Alcalá de Guadaíra, tal y como ha denunciado una parte de la plantilla de funcionarios. La medida se adopta después de días de quejas y de que la mayoría de trabajadores del penal (56, en concreto) hayan presentado un escrito en la Delegación del Gobierno de Andalucía alertando y quejándose de los supuestos privilegios hacia la cantante por parte de la dirección. La artista cumple una condena de dos años de prisión por blanqueo de capitales.

Ha sido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien ha informado de la investigación reservada ordenada por el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, tras las acusaciones vertidas por algunos sindicatos de prisiones. El sistema penitenciario español “tiene controles muy estrictos para impedir tratos de favor a nadie”, ha dicho el ministro este martes en declaraciones a los periodistas.

Tras las denuncias de los sindicatos, se solicitó un informe a la directora de la cárcel de Alcalá de Guadaíra y la inspección ha abierto ahora esa investigación. Según Fernández Díaz, las conclusiones se darán a conocer, aunque ha descartado ofrecer más detalles sobre el asunto porque el trámite debe llevarse a cabo con “independencia, imparcialidad y sin ningún tipo de presión”.

La existencia de un supuesto trato de favor a Pantoja en la cárcel ha saltado públicamente en los últimos días, poco después de que disfrutara de su primer permiso penitenciario. La cantante, que ingresó en el penal el 21 de noviembre del año pasado, pasó cuatro días en su finca familiar de Cantora, en la provincia de Cádiz, después de que la juez de Vigilancia Penitenciaria 2 de Sevilla autorizara su salida porque ya ha cumplido un cuarto de su condena y tiene buen comportamiento en el centro.

Isabel Pantoja ampliar foto
La cantante, el día de su salida de la cárcel de Alcalá de Guadaíra, del brazo de un funcionario del centro.

“Al principio las cosas pasaban más desapercibidas, pero ha ido a más”, relataban a este periódico hace unos días fuentes de la prisión sobre ese supuesto trato de favor a la cantante. “El principio de autoridad es muy importante (…) Y hay una desautorización constante”. “Toda orden que se le dé [a la artista], es cuestionada por los mandos”, añadieron.

Pantoja, supuestamente, se habría quejado a uno de los responsables del penal porque a la vuelta de su permiso los paquetes con los que regresó a la cárcel fueron revisados, algo que forma parte del protocolo habitual. Para los trabajadores también resulta “impensable” que la cantante supuestamente desayunara la mañana del 1 de junio, el día que abandonó el centro penitenciario para su primer permiso, en la zona reservada a los funcionarios y, al parecer, acompañada por la directora.

La responsable del penal, que ha negado públicamente ese supuesto trato de favor, también habría pedido explicaciones a una funcionaria por no permitir el paso a Pantoja durante un descanso de un módulo a otro. Supuestamente, la cantante quería pasar de la zona donde se realizan los talleres de costura a su propio módulo “para fumar”. “Eso es algo que no se puede hacer y la funcionaria le dice que no. Y parece que ella se quejó a la dirección”, explicó esta persona consultada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información