Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Instrucciones de seguridad para quedarse pegado a la pantalla del avión

Estética playera, referencias cinematográficas o gatitos… Dos compañías aéreas apuestan por vídeos virales para captar la atención de sus pasajeros y de potenciales clientes

Colocar correctamente el equipaje, dejar libre el pasillo o abrocharse el cinturón. Son las instrucciones de seguridad aérea que se repiten en cada vuelo y que muchos ignoran… hasta ahora. La compañía Air New Zealand pide ayuda a surferos y surferas profesionales para recordar cómo se debe actuar en caso de emergencia y, ya de paso, mostrar las mejores playas de los destinos a los que vuela. Bikinis, tabletas y muchas olas para dejar a los pasajeros pegados a la pantalla como si de un capítulo de Los vigilantes de la playa se tratase.

A la aerolínea de bandera neozelandesa no le asustan las referencias televisivas ni cinematográficas. Hace unos meses ya recrearon en otro vídeo el universo de Tolkien. Coincidiendo con el estreno de la última parte de El Hobbit, pidieron ayuda al actor Elijah Wood, protagonista de la trilogía El señor de los anillos, y a Peter Jackson, director de ambas sagas. La autoproclamada aerolínea oficial de la Tierra Media no dudó a la hora de titular su creación como “el vídeo de seguridad más épico nunca visto”. El resultado: más de 14 millones de reproducciones en su canal de vídeos con su correspondiente relevancia publicitaria.

Al otro lado del océano, Delta parece dispuesta a echar un pulso. La aerolínea estadounidense, una de las pioneras en ofrecer instrucciones de seguridad dramatizadas, presentó ayer en las redes su próximo vídeo y en menos de 24 horas acumula más de un millón de visualizaciones. Lo han titulado con un juego de palabras que podría traducirse como “el vídeo de seguridad más de Internet en Internet” y describe perfectamente lo que ofrece. Son seis minutos con las cosas que más atraen a los cibernautas: animales, niños traviesos, bailes colectivos y hasta cubos de agua helada. Todo para un vuelo placentero en que incluso el comandante guarda una sorpresa final.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >