Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La verdad de Kurt Cobain

Courtney Love, exesposa del líder de Nirvana, siente “culpa” al ver un documental sobre la vida del cantante

Courtney Love, el pasado domingo en el estreno del documental 'Kurt Cobain: Montage Of Heck' en el Festival de tribeca. Ampliar foto
Courtney Love, el pasado domingo en el estreno del documental 'Kurt Cobain: Montage Of Heck' en el Festival de tribeca.

La primera vez que Courtney Love vio el documental sobre el que fuera su marido y líder de Nirvana, Cobain: Montage of a Heck, lo hizo con su hija, Frances Bean Cobain, y las dos lloraron. “Fue precioso, porque pude pasar más tiempo con Kurt y Frances”, confesó la cantante de Hole con la voz quebrada tras su proyección esta semana en el Festival de Cine de Tribeca.

En el certamen de Nueva York, Love lo vio por cuarta vez y aún lloró, aunque sus sentimientos cambiaron. “He experimentado cierto remordimiento esta vez”, confesó. En la charla posterior aseguró que se había quedado pensando “qué podría haber hecho” para evitar que el cantante se quitara la vida con una escopeta en 1994, a los 27 años. “Generalmente me ponía muy triste cuando lo veía, pero [hoy] he sentido culpa”, dijo. “Me prometí que no lo vería otra vez, pero lo hice, y es una especie de autocastigo, pero es una película tan bonita”.

Dirigido por Brett Morgen y con la hija de Love y Cobain, Frances Bean Cobain, de productora ejecutiva, Cobain: Montage of a Heck es un retrato íntimo del cantante construido a partir de sus diarios y de grabaciones de voz y vídeo en su mayoría hasta ahora inéditas; y, en menor medida, de testimonios de familiares –sus padres y su madrastra, que hasta ahora nunca habían sido entrevistados en cámara–, amigos –el bajista de Nirvana, Krist Novoselic– y de la propia Love, quien confiesa en la película que nunca le engañó, pero lo pensó una vez, y da a entender que la sensación de que ella pudiera estar alejándose de él podría haber empujado a Cobain a suicidarse.

Courtney Love y Frances Bean se acercaron a Brett Morgen en 2007 buscando a alguien “que contara la verdad” sobre Kurt Cobain, que le desmitificará y le bajará del pedestal al que la gente le había subido especialmente tras su muerte, como contó la joven de 22 años en una entrevista reciente en la revista Rolling Stone. Por eso, le dieron acceso al director a todo lo que conservaban del mito de la música grunge. Como más de 200 horas de grabaciones en las que Cobain hablaba de sus primeras relaciones sexuales o de su intento de suicidio u otros materiales tan privados como una cinta sexual de la pareja. “De alguna forma Brett encontró esa cinta sexual”, dijo Love después del pase de Tribeca, quitándole importancia. “Todo el mundo graba una en su vida y nosotros lo hicimos, solo tuvimos esta cinta, pensé que nunca encontraría aquellos planos, pero lo hizo”.

Kurt Cobain y Courtney Love, con su hija, en una imagen de 1993. ampliar foto
Kurt Cobain y Courtney Love, con su hija, en una imagen de 1993.

Love definió su relación con Cobain como algo “loco”. “Cuando encuentras a tu alma gemela, y tienes 25 años, sólo follas, hablas y peleas. Luego hay otras clases de amor, amores más maduros, pero aquello fue como un compañero del alma. Éramos mejores amigos, y he tenido grandes amigos hombres desde entonces, pero nunca uno como él”.

Tanto Love como Frances Bean están muy satisfechas con el documental. “Brett se pasó mucho tiempo con el espíritu de Kurt, y su película es más cercana a la verdad de lo que nadie podrá llegar”, dijo el domingo la cantante.

A Brett lo que más le preocupaba era la respuesta de Frances Bean, que no tenía ni tres años cuando Cobain murió. “Como padre sentía que ella tenía una relación muy complicada con Kurt… Y no estaba completamente seguro de cuánto sabía de él y cuánto no sabía; pero de alguna forma, esta era una oportunidad para llenar ese vacío”, confesó el director, sentado junto a Courtney Love en Nueva York, sobre su preocupación durante los ochos años que le llevó acabar el documental. Pero al final, satisfecho, contó que consiguió llenar ese vacío: la primera vez que Frances Bean Cobain vio el documental lloró con su madre y le dio las gracias a Morgen por “haberle dado dos horas” con su padre que nunca había tenido.

Kurt Cobain, en un fotograma del documental del que es protagonista 20 años después de su muerte. ampliar foto
Kurt Cobain, en un fotograma del documental del que es protagonista 20 años después de su muerte.

Tras su paso por los festivales de Sundance, Berlín y Tribeca, el documental Cobain: Montage of a Heck se estrenará en 50 salas de cine en España el próximo jueves 23 de abril.

Más información