Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En la 'cocina' de los grandes bufetes

Un recorrido gráfico por las tripas de los mayores despachos de abogados.

  • Fernando Torrente, socio de 'corporate' de Cuatrecasas. En 2014 cerró operaciones por valor de 3.215 millones de euros. En su despacho cuelga un diploma que le acreddita como destacado "all-nighter". Un premio al noctámbulo que solo se puede entender si eres del gremio.
    1Fernando Torrente, socio de 'corporate' de Cuatrecasas. En 2014 cerró operaciones por valor de 3.215 millones de euros. En su despacho cuelga un diploma que le acreddita como destacado "all-nighter". Un premio al noctámbulo que solo se puede entender si eres del gremio.
  • Abogados de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, y Freshfields negocian los últimos cuatro puntos de un contrato de joint venture entre una compañía industrial española y una multinacional japonesa. La operación, que arranca en esta sala de Cuatrecasas, se cerrará finalmente en casa del presidente de la empresa española, cerca de la una de la madrugada, con un whisky.
    2Abogados de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, y Freshfields negocian los últimos cuatro puntos de un contrato de joint venture entre una compañía industrial española y una multinacional japonesa. La operación, que arranca en esta sala de Cuatrecasas, se cerrará finalmente en casa del presidente de la empresa española, cerca de la una de la madrugada, con un whisky.
  • Christian Hoedl, hispanoalemán de 50 años y uno de los responsables del área de fusiones y adquisiciones de Uría Menéndez (el tercer bufete de España por volumen de facturación). Experto en capital riesgo, en 2014 cerró nueve operaciones. Últimamente, asegura, visita a menudo la City: “Nosotros seguimos a los negocios, y hay una tendencia hacia Londres”.
    3Christian Hoedl, hispanoalemán de 50 años y uno de los responsables del área de fusiones y adquisiciones de Uría Menéndez (el tercer bufete de España por volumen de facturación). Experto en capital riesgo, en 2014 cerró nueve operaciones. Últimamente, asegura, visita a menudo la City: “Nosotros seguimos a los negocios, y hay una tendencia hacia Londres”.
  • Detalle de la planta sexta, dedicada a 'corporate', en la sede madrileña de Cuatrecasas.
    4Detalle de la planta sexta, dedicada a 'corporate', en la sede madrileña de Cuatrecasas.
  • Ángel Varela, responsable de banca y mercado de capitales en el cuarto bufete español, Gómez-Acebo y Pombo. Entre sus clientes recientes se encuentra Banco Madrid. También negoció, representando a Fernando Martín, la opa de 4.025 millones de euros de Martinsa sobre Fadesa. Poco después se convirtió en el mayor concurso de la historia de Europa. Martín sigue siendo su cliente. Y la empresa, en estos momentos, se está liquidando: “Es el final de una época”, concede Varela. En la imagen, en su despacho en una de las Torres Kio, en Madrid.
    5Ángel Varela, responsable de banca y mercado de capitales en el cuarto bufete español, Gómez-Acebo y Pombo. Entre sus clientes recientes se encuentra Banco Madrid. También negoció, representando a Fernando Martín, la opa de 4.025 millones de euros de Martinsa sobre Fadesa. Poco después se convirtió en el mayor concurso de la historia de Europa. Martín sigue siendo su cliente. Y la empresa, en estos momentos, se está liquidando: “Es el final de una época”, concede Varela. En la imagen, en su despacho en una de las Torres Kio, en Madrid.
  • En el ascensor, Mónica Martín de Vidales, una de las socias directoras del área de mercantil de Garrigues, el mayor despacho de España. En la imagen, Martín de Vidales acaba de regresar a las oficinas después de una visita a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Dice sobre los abogados: “El glamour en los periódicos lo tiene el de mercantil. Pero el respeto, cada uno se lo gana en su área”.
    6En el ascensor, Mónica Martín de Vidales, una de las socias directoras del área de mercantil de Garrigues, el mayor despacho de España. En la imagen, Martín de Vidales acaba de regresar a las oficinas después de una visita a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Dice sobre los abogados: “El glamour en los periódicos lo tiene el de mercantil. Pero el respeto, cada uno se lo gana en su área”.
  • Conviene imaginarse a estos tres socios del bufete Clifford Chance, el primero del Magic Circle de Londres que se instaló en España, negociando a altas horas de la madrugada. Javier Amantegui, de 53 años, y en el centro de la imagen, fue el abogado español que mayor número de grandes operaciones logró culminar en 2014: 13. Sumaban 6.225 millones de euros. Dice sobre la profesión: “Un buen abogado es el que negocia y redacta el contrato. Pero sobre todo el que cierra. Con la llave inglesa”.
    7Conviene imaginarse a estos tres socios del bufete Clifford Chance, el primero del Magic Circle de Londres que se instaló en España, negociando a altas horas de la madrugada. Javier Amantegui, de 53 años, y en el centro de la imagen, fue el abogado español que mayor número de grandes operaciones logró culminar en 2014: 13. Sumaban 6.225 millones de euros. Dice sobre la profesión: “Un buen abogado es el que negocia y redacta el contrato. Pero sobre todo el que cierra. Con la llave inglesa”.
  • Imagen del patio central de la firma Garrigues. La sede principal es un complejo de edificios que ocupa prácticamente una manzana entera en el barrio de Salamanca de Madrid. Cuentan con una legión de 1.500 abogados. Fue la primera firma en adoptar el modelo anglosajón del 'partnership'. Comenzaron con 14 socios de cuota en 1965. Hoy son casi 300.
    8Imagen del patio central de la firma Garrigues. La sede principal es un complejo de edificios que ocupa prácticamente una manzana entera en el barrio de Salamanca de Madrid. Cuentan con una legión de 1.500 abogados. Fue la primera firma en adoptar el modelo anglosajón del 'partnership'. Comenzaron con 14 socios de cuota en 1965. Hoy son casi 300.
  • Una escena habitual antes del closing de una operación. Ordenadores. Carpetas. Cafeína. “Es una inversión en un grupo español muy grande y con muchas filiales”, explica Mariana Norton, socia de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, en el centro de la imagen. Se oyen cosas como: “Nos han confirmado que no han suscrito las cláusulas suspensivas”. Mencionan a un inversor mexicano. Hablan del “waiver de los bancos”. De una reunión pendiente con Garrigues. De los votos en el consejo de administración. De si llegan o no los fondos. Del poder para la firma. Y de alguien que es “muy especialito con los restaurantes”.
    9Una escena habitual antes del closing de una operación. Ordenadores. Carpetas. Cafeína. “Es una inversión en un grupo español muy grande y con muchas filiales”, explica Mariana Norton, socia de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, en el centro de la imagen. Se oyen cosas como: “Nos han confirmado que no han suscrito las cláusulas suspensivas”. Mencionan a un inversor mexicano. Hablan del “waiver de los bancos”. De una reunión pendiente con Garrigues. De los votos en el consejo de administración. De si llegan o no los fondos. Del poder para la firma. Y de alguien que es “muy especialito con los restaurantes”.
  • Uno de los asociados, “el músculo” de los bufetes, en Cuatrecasas. Ningún cubículo tiene papeleras. Los documentos se llevan a una trituradora en la que se lee: “Destruimos datos. Generamos confianza”. A los asuntos les ponen nombres en clave, tipo “Proyecto Colombo”.
    10Uno de los asociados, “el músculo” de los bufetes, en Cuatrecasas. Ningún cubículo tiene papeleras. Los documentos se llevan a una trituradora en la que se lee: “Destruimos datos. Generamos confianza”. A los asuntos les ponen nombres en clave, tipo “Proyecto Colombo”.
  • 11