El acento
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Romper civilizadamente

Casi 300 juzgados ofrecen un servicio de mediación a las parejas en trámite de divorcio

Marcos Balfagón

Cada 4,7 minutos se rompe un matrimonio en España. La ruptura de una pareja, sobre todo si hay hijos, puede ser muy traumática, y cargada de reproches. Llegar a acuerdos en esas circunstancias de tensión no es fácil, y sin embargo es lo mejor que los cónyuges pueden hacer. Por sus hijos y por ellos mismos: una ruptura corre el riesgo de convertirse en un carrusel de emociones de largas e inesperadas secuelas, como muestra la oscarizada película Kramer contra Kramer, basada en la novela Divorciados,de Avery Corman.

Cuando la ruptura es un hecho, de lo que se trata es de pasar página de la forma más civilizada posible. Para facilitarlo, casi 300 juzgados españoles ofrecen a las parejas en trámite de divorcio un servicio de mediación familiar que les ayude a lidiar con sus diferencias y llegar a un acuerdo sobre cuestiones como la custodia y el cuidado de los hijos, el reparto de bienes y mascotas, el régimen de visitas y muchos otros detalles que suelen convertirse en grandes escollos.

La mediación, a cargo de un abogado y un psicólogo, hace el proceso más liviano y lo que sería un diálogo de sordos a través de los abogados se convierte en un intercambio que tiene mucho de catarsis emocional. Porque en las rupturas de pareja, a veces resulta más difícil lidiar con las emociones que con los intereses materiales.

Desde que en 2012 se aprobó la Ley de Mediación, el servicio no ha parado de crecer, empujado sin duda por sus bondades objetivas, pero también por la necesidad, pues el coste de la ruptura llega a ser notablemente inferior. Un divorcio exprés acordado cuesta entre 400 y 600 euros; si intervienen abogados particulares, entre 900 y 1.200 euros, y si hay contencioso, puede superar los 3.000 euros, según lo complejo que sea el caso y el tiempo que se alargue el proceso.

En 2013 hubo en España 100.437 divorcios, el 75% de mutuo acuerdo. De ellos, 5.116 pasaron por el servicio de mediación que ofrecen los juzgados, un 67% más que el año anterior. Dadas sus características, no es difícil augurar un rápido crecimiento para este servicio, al que hay que apoyar con los medios necesarios: además de ahorrar dinero, puede evitar muchos errores y mucho sufrimiento.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción