_
_
_
_
_
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Ciencias y letras

Con mi paso a través del sistema educativo (estudio segundo curso de un doble grado), he podido comprobar que en el siglo XXI la ciencia ha quedado definitivamente asentada en la cúspide del ordenamiento de materias. En un mundo cada vez más globalizado y especificado, aparece como evidente la necesidad de precisión, exactitud, cálculo y ajustes matemáticos en todos los campos del saber. Sin embargo, una vez sumidos en esta espiral tecnológica, parecemos incapaces de mirar atrás para observar el error de partida: la naturaleza humana no es cuantificable. Esta imposición científica en las escuelas supone el destierro de cierta parte humanística del saber (artes, literatura), nos alejamos de ser personas para asemejarnos cada vez más a máquinas de cálculo. La consecuencia inmediata es la pérdida de la humanidad, de los valores éticos. Mi generación estará llena de científicos brillantes a la deriva, sin un código moral sólido, sin convencimientos ni creencias acerca de valores como la justicia, el amor o el sentido de la vida. Mi generación está perdida.— José María Argüello Mur.

 

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_