Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lujo sobre dos ruedas

Diseñadores como Phillip Starck o marcas como Hermès se lanzan a los pedales

En 2015 se celebra en Mónaco Like Bike, la primera feria sobre las bicicletas más opulentas

La bicicleta de oro con cristales Swarovski de Aurumania, una edición limitada. Cada ejemplar vale 80.000 euros. Ampliar foto
La bicicleta de oro con cristales Swarovski de Aurumania, una edición limitada. Cada ejemplar vale 80.000 euros.

Empuñaduras de cuero, sillín de piel de cocodrilo o tubos de oro con cristales de Swarovski incrustados. Una elección difícil. Estos son algunos de los accesorios de las bicicletas de superlujo, que muchas marcas han comenzado a comercializar. La consolidación de las bicis en las ciudades contemporáneas ha convertido a este vehículo, creado en el siglo XIX, no solo en objeto de culto, sino en todo un símbolo de estatus. Las firmas de lujo se han dado cuenta de ello, y hoy fabrican modelos cargados de glamour.

Le Flâneur, la propuesta de dos ruedas de Hèrmes. ampliar foto
Le Flâneur, la propuesta de dos ruedas de Hèrmes.

“Sin duda, es un sector que está creciendo. Existe un determinado grupo de gente que no solo le gusta ir bici sino que quiere hacerlo con cierto estilo”, cuenta Miguel Gatoo, fundador de Slow Room, tienda de bicicletas de Madrid situada en la zona de Alonso Martínez. Ante este interés, diseñadores y marcas se han volcado en las dos ruedas con la finalidad de consolidar el vehículo como el último objeto que todo el mundo, con cierto nivel adquisitivo, debe tener. Hermès se lanzó el año pasado con Flâneur, una bici urbana, con ocho cambios, estética clásica, cuadro de carbono y plagada de los icónicos detalles de cuero, emblema de la firma francesa. Por unos 9.000 euros se puede adquirir una. Precio elevado, pero una estética cuidadísima. “La bici tiene mucho éxito no solo entre los clientes habituales de Hèrmes sino también entre los fanáticos del ciclismo, que lo ven como un producto nuevo”, decía François Dore, director general de la firma, durante la presentación del velocípedo.

Campaña de Lacoste con la bicicleta como protagonista.
Campaña de Lacoste con la bicicleta como protagonista.

Antes que Hèrmes, Lacoste ya había descubierto el sex appeal de las bicicletas. Su primera aproximación a los pedales fue a través de una serie de anuncios centrados en la vida urbana y las fixies, las bicis de piñón fijo. Su propuesta llegó poco después, una edición limitada que se vendía (a 2.5000 euros) en la exclusiva boutique Colette de París, ideada por el arquitecto Masamichi Katayama y con escaparate en la finísima rue Saint-Honoré.

Lorenzo Martone durante la presentación de sus bicicletas en Madrid.
Lorenzo Martone durante la presentación de sus bicicletas en Madrid.

En esa misma tienda, Lorenzo Martone, ex de Marc Jacobs, comenzó su aproximación al sector: “Mis bicis son puente entre la moda y el universo de las dos ruedas”, contaba al presentar en Madrid, en el exclusivo centro comercial de Las Rozas Village, sus creaciones. No bajan de los 1.000 euros y son customizables, es decir que el cliente puede elegir algunos de los componentes. Para muchos diseñadores -Phillip Starck entre ellos, quien hace un par de meses ha lanzado no solo bicis, sino una línea ciclista-, esa es la clave de este emergente sector, ya que la bicicleta se ha convertido en algo tan importante como la ropa, el bolso o el traje que llevas. Habla de ti. Permite decir a los demás cuáles son tus inquietudes estéticas. Y mostrar tu poderío económico.

Pero, ¿qué es una bicicleta de lujo? ¿Una que esté avalada por una marca? ¿Una muy cara? “La etiqueta del lujo es difícil de definir. Hay que valorar el modelo, las prestaciones, los accesorios y, claro, el precio”, contesta Miguel Gatoo a la pregunta. Jugando con todos esos elementos, marcas como Chanel, Louis Vuitton, Armani o Dolce & Gabbana también se han visto seducidas por las dos ruedas. Las cifras avalan este interés; en los últimos años, y a pesar de la crisis, el sector del lujo no solo ha consolidado sus ventas, sino que las ha aumentado. Este año espera cerrar con un crecimiento de entre el 2% y un 4%, según la consultora Bain & Company.

Bicicleta diseñada por Phillip Starck. ampliar foto
Bicicleta diseñada por Phillip Starck.

La industria de los pedales no quería quedarse atrás. Así, la centenaria marca de bicis Biachi se ha unido con Gucci para lanzar una exclusiva y cuidada línea. La consolidación del mercado de las bicicletas de gama alta se ve reflejado en Mónaco. No porque en el Principado todo el mundo va en bicicleta, sino porque el año que viene acogerá Like Bike, la primera feria ciclista dedicada a los excesos y que mostrará, en mayo de 2015, “productos que combinan diseño, tecnología, innovación, tendencias y lujo”, según definen los organizadores el encuentro. Por si alguien tenía dudas que las disipe: los ricos también pedalean.

Más información