Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

No más facultades de Veterinaria

Nadie duda de que la inversión en educación superior sea importante en un país desarrollado, más aún en la formación en profesiones sanitarias, como la de Veterinario. Ante la posible apertura de cinco nuevas facultades en Madrid, Lleida, Valencia, Vitoria y Alicante queremos resaltar los serios problemas que puede ocasionar. En primer lugar, el coste económico: una inversión inicial de unos quince millones de euros y un mantenimiento anual de entre ocho y diez millones por facultad, lo que disparará el déficit económico de las universidades. Por otro lado, sobredimensionar la oferta, disminuye la calidad docente y satura el mercado laboral con empleos precarios.

La Asociación Europea de Instituciones de Enseñanza Veterinaria y la Federación de Veterinarios de Europa recomiendan una Facultad por cada 7-10 millones de habitantes para que un Estado disponga de buenos servicios veterinarios. En España sería suficiente con entre cuatro y siete Facultades. Ahora ya tenemos 12 (una para 3,9 millones de habitantes), lo que produce la crítica de nuestros vecinos europeos. Mantener una facultad de Veterinaria requiere contar con estándares europeos: aulas y laboratorios bien dotados; hospital clínico veterinario abierto permanentemente; granja docente veterinaria; planta piloto de tecnología de alimentos y profesorado altamente cualificado.

Exigimos a las Administraciones públicas y a las agencias encargadas de valorar la apertura de nuevos centros que juzguen su necesidad y se cercioren de que cuenten con infraestructuras y requisitos necesarios. Si no es así, estaremos haciendo un flaco favor a la formación de aquellos profesionales que garantizarán la salud de la población y de sus animales.— Antonio Rouco, Pedro L. Lorenzo y Reyes Pla. Conferencia de Decanos y Decanas de Veterinaria de España.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.