Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los siete pilares de la sabiduría de 'Interstellar'

La nueva cinta de Christopher Nolan, de estreno el viernes, es de las más esperadas del año. Estos motivos justifican tal honor

Los siete pilares de la sabiduría de 'Interstellar'

Este viernes se estrena Interstellar, la nueva y esperadísima película de Christopher Nolan (El caballero oscuro, Origen). Saludada por la crítica internacional como un acontecimiento, Interstellar tiene la ambición de emparentar con las grandes obras del género de ciencia ficción, de 2001: Una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968) a Elegidos para la gloria (Philip Kauffman, 1983). Matthew McCoughnagey es Cooper, un astronauta que se embarca con Anne Hathaway (no es mala compañía) rumbo a un agujero de gusano para salvar a la Humanidad de su desaparición. Biodraminas, motores en ignición y cinturones abrochados, despegamos en 10, 9, 8…

7. Christopher Nolan es el realizador con más credibilidad de Hollywood

El siglo XXI, hasta ahora, es de Christopher Nolan (Londres, 1970). Por supuesto, hay muchos otros directores a los que Hollywood les concede un presupuesto de más de 200 millones de dólares para realizar sus películas, pero ninguno tiene el prestigio del británico. Deslumbró con Memento (2000) y resucitó la saga Batman con su trilogía de El caballero oscuro. Los británicos, que son muy suyos, ya lo comparan (Oh, dear) con el mismísimo sir Alfred Hitchcock, por su capacidad para mezclar taquillazos y cine de calidad. En este sentido, Interstellar es su oportunidad para demostrar que, además de dominar el brío del cine de acción, también tiene su corazoncito.

6. Matthew McConaughey es el actor del año

Tras ganar un Oscar por su interpretación en Dallas Buyers Club (Jean-Marc Vallée, 2013) y encarnar a un personaje inmortal para la televisión (el protagonista de True Detective) el otrora galán de gimnasio Matthew MacCougaghey y ex pareja de nuestra Pé se ha convertido en un divo. Su personaje de Cooper encarna al gran héroe americano: un honrado padre de familia un pelín rebelde, solo lo justo, capaz de sacrificarse por su país. Como el añorado James Stewart pero más musculado.

5.El reparto femenino oscila entre triunfal y prometedor

La morena es la mujer a la que mejor sienta el pelo a lo garçon desde Audrey Hepburn, Anne Hathaway. La pelirroja, es la más importante que ha dado Hollywood con ese color de cabello desde Rita Hayworth, Jessica Chastain. Todavía nos dura el tembleque tras ver a Hathaway cantar como Fantine el tema I dreamed a dream de Les miserables, por el que obtuvo un Oscar. Jessica, por esas tonterías de Hollywood, todavía no tiene estatuilla, pese a bordarlo a una madre coraje en otra película tan apocalíptica como Interstellar, Take Shelter (Jeff Nichols, 2011).

4. Es divulgativa

Michael Caine lleva perilla en el filme. No es casualidad ni coquetería. Está inspirada en la barba más popular de la astrofísica, la de Kip Thorne

Michael Caine, actor fetiche de Nolan, lleva perilla en el filme. No es casualidad ni coquetería. Su personaje está inspirado en la barba más popular de la astrofísica (si es que algo así existe), la del científico Kip Thorne. Su nombre no les sonará, pero ha sido compañero de cañas (o de quedadas para mirar por un telescopio o como quiera que se diviertan los astrofísicos), de gente como Stephen Hawking o Carl Sagan. Interstellar se basa en la obra de Thorne, especialista en la teoría de la relatividad, los agujeros de gusano y las curvaturas espacio temporales, en las que él cree a pies juntillas. O lo que es lo mismo: está convencido de que podemos coger un atajo para llegar de un punto a otro del universo en un abrir y cerrar de ojos sin ayuda de un TomTom. Tan seria es la cosa que la mismísima NASA ha asesorado científicamente al equipo de Interstellar con un grado de minuciosidad pocas veces visto.

3. ¡Hay robots!

Gort, Hall 9000, Número 5, Ash, Terminator T-800, C-3PO… ¿Qué es una película de ciencia ficción sin un robot carismático? A simple vista, con su presencia monolítica, los de Interstellar parecen los menos indicados para llevártelos de parranda por esos universos de dios. Pero mucho ojito, que tienen más flexibilidad y, sobre todo, sentido del humor, de lo que aparentan por su aspecto. Se llaman CASE y TARS. El primero es silencioso y melancólico; el segundo es mordaz y juguetón.

2. Se atiende la importancia de las naves espaciales

Como en el punto anterior, nadie paga su entrada de cine para pasearse por el espacio si no hay una bonita nave espacial. A saber: la Nostromo que albergaba un baboso octavo pasajero en Alien (Ridley Scott, 1979); esa Enterprise en cuyo puente de mando se encontraban como en casa Kirk, Spock y la demás tripulación de Star trek; o el Halcón Milenario de Star wars. La nave de Interstellar, muy parecida a la estación espacial de 2001: Una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968), se llama Endurance y, cuando se llega al planeta de elección, se desgajan de ella los llamados Rangers.

1- Tiene un mensaje real…

En el futuro que nos presenta Interstellar, solo se cultiva maíz, ya que la tierra está exhausta y arrasada por tormentas de polvo

Lo acaba de decir la ONU: el planeta se nos muere como no hagamos algo de aquí al 2050. En el futuro que nos presenta Interstellar, solo se cultiva maíz, ya que la tierra está exhausta y arrasada por tormentas de polvo. Da miedo. Michael Caine dice que nunca pensó en el cambio climático hasta que participó en esta película. “Empecé el rodaje en octubre de hace dos años: en Londres hacía un calor inusual y en California no paraba de llover. Después de leer el guion tuve claro que algo está pasando”. Lo mismo opinan sus compañeros de reparto: Jessica Chastain es vegana y Anne Hathaway es una defensora de las duchas cortas para ahorrar agua.

0- Y lo más importante: el mensaje es positivo

Como las grandes obras humanistas de la ciencia ficción en las que se inspira, desde Elegidos para la gloria (Philip Kauffman, 1983) a Encuentros en la Tercera Fase (Steven Spielberg, 1977), Interstellar cree en la capacidad del ser humano para dejar a un lado su egoísmo cerril y luchar por la supervivencia de la especie. Ojalá cunda el ejemplo de sus abnegados protagonistas, así en la Tierra como en el espacio.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.