Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El ‘fast fashion’ español impone tendencias en el mundo”

El diseñador Modesto Lomba hace un repaso crítico de la situación del sector en España y apostilla que aún queda pendiente potenciar la imagen de los creadores

El diseñador español Modesto Lomba, ayer en el Teatro del Arte de Madrid.
El diseñador español Modesto Lomba, ayer en el Teatro del Arte de Madrid.

No está de acuerdo con que la reina Letizia tenga un solo diseñador de cabecera. Tampoco cree que las firmas de moda solamente diseñen vestuarios para mujeres altas y delgadas y está contento porque el Comité Olímpico Español (COE) terminó el contrato que tenía con la empresa rusa que diseñó los modelos que utilizaron los deportistas en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Modesto Lomba (Vitoria 1962), diseñador y presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), habló ayer con un centenar de suscriptores del programa EL PAÍS+ durante un encuentro exclusivo en el Teatro del Arte de Madrid.

Lomba se comunicó con el público con la misma soltura con la que domina el patronaje y los volúmenes de sus piezas. Es carismático, sonríe con facilidad y asegura que no es un empresario por devoción sino por obligación. El diseñador, que se dio a conocer en 1986 de la mano del arquitecto Luis Devota con la firma Devota & Lomba, recordó sus primeras andanzas en la industria con algunos tropezones.

El ambiente íntimo, creado por una tenue luz y sin micrófonos, se prestaba para que hablara sin tapujos. El público lo escuchó atento mientras el modista exponía un pequeño recorrido por la historia de la moda española. Contó los inicios de la industria cuando no existían centros especializados para estudiar diseño, recordó la década de los ochenta con la primera pasarela Cibeles y terminó resaltando la importancia de que actualmente existan universidades e institutos que imparten el título de diseñador de moda. España ha estado por detrás de países como Italia y Francia, considera el diseñador, quien no duda en justificar que gran parte de este retraso se debe a los años de dictadura que sufrió el país.

Lomba es un hombre de ideas claras, por eso se ve capaz de afirmar sin dudar que no sabe "hacer nada a medias”. Cree que el vestuario va más allá de cubrir el cuerpo: “La indumentaria es un elemento de comunicación”. Y así explicó que un diseñador imagina una colección con el fin de definir una identidad propia.

Modesto Lomba durante el encuentro con subscriptores de EL PAÍS.
Modesto Lomba durante el encuentro con subscriptores de EL PAÍS.

Sus gestos son vehementes, tanto como su opinión acerca del reto que le queda pendiente a España: potenciar la imagen de sus diseñadores. En varias ocasiones ha pedido a personalidades tanto del mundo artístico como del deporte que apoyen a la industria de la moda. “En Italia o Inglaterra firmas como Armani y Stella McCartney son las encargadas de vestir a sus delegaciones deportivas”, insistía ayer. Se refería, por supuesto, al comentado -y no con buenas palabras- modelo diseñado por una empresa rusa que vistieron los deportistas españoles durante las Juegos Olímpicos de Londres 2012. Eso sí, quiso resaltar que después de la fallida decisión del COE estos han aprendido la lección. Y lanzó un deseo: espera que el diseño para Río de Janeiro 2016 sea a cargo de un creativo nacional.

Tajante también fue el creador cuando habló del vestuario de la doña Letizia. “Se lo hemos dicho a ella. Nos gustaría que la diversidad de su vestuario fuera más grande”, señaló. Sin embargo apuntó como un aspecto positivo que la reinaa haya utilizado en distintas ocasiones prendas de Mango o Zara. Justamente las marcas que Lomba mencionó para ejemplificar por qué cree que España es un país que fija tendencia. “Este fast fashion impone moda en el mundo entero y le suma importancia al posicionamiento de España en el sector”.

El público asistente al encuentro le planteó al diseñador sus dudas, como Alba Ledesma, de 48 años, que quiso saber por qué los diseñadores solo producen piezas en tallas pequeñas, o, al menos, según su percepción. Lomba la respondió rápidamente: “Hasta el momento mis clientes no son precisamente modelos delgadas y altas. Yo diseño y creo para cualquier tipo de cuerpo. Los diseñadores queremos vender, por lo tanto estamos dispuestos hacer los modelos en todas las tallas que sean demandadas”.

Al mencionar la moderadora el nombre del diseñador Óscar de la Renta, Lomba dijo: “Le guarda mucho cariño a España”. Habló de él en tiempo presente, hace apenas dos semanas que falleció y quizás a aún no se acostumbra a referirse a él en pasado. “De la Renta se formó en España y siempre estaba dispuesto a apoyar a los diseñadores emergentes. Recuerdo que gracias a él Anna Wintour, la mujer más poderosa de la moda y la editora jefa de la edición estadounidense de la revista Vogue, acudió a la inauguración de una exposición de moda española que se realizó en el Queen Sofía Spanish Institute de Nueva York".

Con paso firme a pesar de la crisis y ahora como parte del grupo empresarial Kangaroos, que también lleva marcas como Coronel Tapiocca, Bonaventure y El Caballo, Devota & Lomba prepara la colección para otoño-invierno 2016. El diseñador vasco no deja pasar el tiempo. Un día después de haber presentado su propuesta primavera-verano 2015, el pasado 12 de septiembre, comenzó a elegir las telas y colores que le servirán de inspiración para la próxima pasarela, que se celebrará a principios de febrero. “Si quieres ser diseñador te tiene que gustar trabajar mucho”, le aconsejó a Amaya Goicoechea, diseñadora de 26 años. Aunque para él su oficio nunca ha sido un trabajo. “Es una suerte dedicarme a mi pasatiempo”, aseguró con una sonrisa.

Devota & Lomba, 28 años de historia

Modesto Lomba comenzó su andadura en el mundo de la moda en 1986 en Vitoria de la mano de Luis Devota, ciudad en la que presentaron sus tres primeras colecciones. En 1988 aterrizaron en Madrid con su colección otoño-invierno y se hicieron con el premio Ama al diseño joven.

A partir de entonces, el ascenso de esta marca ha sido firme. Han recibido premios como el Cristóbal Balenciaga en el apartado de Creadores Nóveles en 1989 o el Pasarela Madrid a la mejor colección de mujer en 1991. Además de sus desfiles, han creado vestuarios para cine y teatro, como el de la obra Mediterránia, del Ballet Lírico Nacional.

Desde mediados de los noventa, tras la muerte de Luis Devota, Modesto Lomba se hizo cargo de la firma, y ha ampliado sus creaciones a otros productos, como las colecciones para novias, la joyería y las prendas de cama y hogar.

En 1999 abrió su primera tienda propia en Madrid y un año después fue nombrado presidente de la Asociación de Creadores de la Moda de España, puesto que ocupa actualmente.

La crisis afectó a la liquidez de la firma, que en febrero de 2013 entró en concurso de acreedores. Este mismo mes de octubre, se hizo público que la firma de Lomba cuenta con el respaldo económico del grupo empresarial Kangaroos. Eso sí, nunca ha faltado a ninguna de las ediciones de la Pasarela Cibeles Mercedes-Benz, y a lo largo de los últimos años ha presentado sus colecciones en pasarelas internacionales como las Semanas de la Moda de Moscú o Florencia.

Más información