Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bianca Jagger: arte por los derechos humanos

Artistas como Yoko Ono, Bill Viola o Marina Abramovic han donado sus obras para una subasta benéfica de su fundación en una campaña contra la violencia hacia las mujeres

Bianca Jagger, durante una manifestación este año en Londres.
Bianca Jagger, durante una manifestación este año en Londres.

Bianca Jagger no quiere que la recordemos simplemente por ser aquella bellísima modelo que en los años sesenta se convirtió en la esposa del rolling Mick Jagger. Tampoco aspira a pasar a la historia por ser íntima amiga del primer artista-celebridad, Andy Warhol, con el que solía encontrarse en la discoteca neoyorquina Studio 54. Ella tuvo su propia epifanía vital a principios de los ochenta tras visitar Honduras y su Nicaragua natal y desde entonces quiere dejar su propia huella como defensora de los derechos humanos, la justicia social y la ecología y desde 2007 lo hace a través de la Fundación por los Derechos Humanos Bianca Jagger.

Aprovechando que la crème de la crème del mundo del arte y el coleccionismo se da cita esta semana en Londres con motivo de la feria de arte contemporáneo Frieze, Bianca Jagger ha organizado una subasta online de obras de arte a través de la web Paddle8 a beneficio de su fundación que culminará el martes con un evento público que aspira a ser una de las citas más comentadas de la semana artística londinense. Entre las obras subastadas y donadas por los propios creadores habrá trabajos de Yoko Ono, Francesco Clemente, Francesco Vezzoli, Bill Viola, Martin Creed, Anselm Kiefer, Alex Katz, Tracey Emin, un dibujo del arquitecto David Chipperfield y hasta un boceto de zapato de Manolo Blahnik. Lo que se recaude servirá para financiar la campaña "Acabemos con la violencia contra las mujeres y las niñas y la cultura de la impunidad".

Desde que la crisis financiera de 2008 convirtió el arte en el objeto de deseo económico que nunca se estrella ante los vaivenes de los mercados y desde que artistas como la performer Marina Abramovic o Damien Hirst cambiaron su estatus de creadores rebeldes por el de famosos adictos a los focos, la feria Frieze y todo lo que se organiza a su alrededor cada otoño tiene muchísimo tirón. Y si antes eran solo los amantes del arte quienes se acercaban hasta Londres para disfrutar de la feria y sus múltiples satélites ahora todos los apellidos de peso de todos los ámbitos de la cultura o el dinero se dejan ver por allí. Bianca Jagger, amiga de muchos de esos apellidos, aprovechará para invitarles a colaborar con su fundación durante una subasta en la que ya se ha confirmado la asistencia del fotógrafo Mario Testino, la especialista en arte y esposa del arquitecto Norman Foster Elena Ochoa y cómo no, la artista Marina Abramovic, que en los últimos años no se pierde ninguna cita en la que su nombre pueda aparecer junto al de otros famosos y quien también ha donado una obra muy Abramovic: un autorretrato.