Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué nadie usa Instagram mejor que la policía islandesa, en diez fotos

La cuenta de ese cuerpo de seguridad encandila a los usuarios de la red al demostrar que Islandia es el mejor país para trabajar como agente del orden

Un agente de la policía islandesa con uno de los secundarios típicos de su cuenta: un perro
Un agente de la policía islandesa con uno de los secundarios típicos de su cuenta: un perro Instagram

Los volcanes Eyjafjallajökull y Bardarbunga compiten con los músicos Björk y Sigur Rós en situar a Islandia en el mapa mediático y cultural, pero en las redes sociales el país escandinavo es conocido gracias a unos protagonistas inesperados: la policía de Reikiavik. La cuenta de Instagram del cuerpo de seguridad de la capital islandesa es seguida por casi 75.000 usuarios desde que nació en agosto de 2012 - diez mil seguidores más que en su perfil en Facebook-, y se ha convertido en una de las sensaciones de esa red social y no precisamente por su contundencia como agentes del orden.

A juzgar por las imágenes que postean, ser policía en Islandia es actualmente una de las mejores profesiones que existen en el mundo y su colección de instantáneas parece antes un recorrido turístico por el día a día de las fuerzas de seguridad de ese país que un informe de sus logros en su lucha contra el crimen. Pero no siempre ha sido así: la cuenta comenzó como todas las cuentas institucionales, es decir, con fotografías más o menos convencionales sobre sus rutinas y con imágenes, por ejemplo, de la flota oficial de vehículos. Pero poco a poco, el community manager de la policía y sus colegas han ido desinhibiéndose y hoy día sus tiernas imágenes interactuando con los vecinos, haciendo bromas entre ellos y enseñando las bondades de su país en primer plano acumulan miles de Likes y comentarios. En su cuenta no existe el peligro porque sólo hay cabida para la amabilidad y la disposición.

Ya en 2012 la policía de Reikiavik fue finalista en los ConnectedCops Awards, galardones que celebran el esfuerzo policial en las redes sociales, gracias a una cuenta de Facebook que en cuestión de dos años enganchó a más de 22.000 usuarios en un país de poco más de 330.000 habitantes. Pero ese premio no se les escapó: al año siguiente se hicieron con él al serle reconocida a ese cuerpo de seguridad su excelencia en el uso de las redes sociales. Además de seguidores y prestigio, con su cuenta de Instagram suman ahora la simpatía de los usuarios de medio mundo.

Con una fotografía así es imposible no sonreír. ¿Qué hay más cercano que un agente de la policía comiendo un sándwich?

Otra imagen que arrasa en su cuenta: las fuerzas del orden de Reikavik le han dado otra vuelta de tuerca a la autofoto y el copselfie es una de sus imágenes más populares.

Los animales son unos secundarios recurrentes en el Instagram de los policías islandeses y como buenos usuarios del 2.0 saben que nada emociona tanto como un bonito gato en primer plano.

O un oso de peluche con una pata vendada y flanqueado por dos veteranos del cuerpo.

Sándwich o helado, el hambre y las ganas de comer son casi lo mismo para los agentes del orden islandeses.

Encima de estas líneas el mejor ejemplo de que patrullar no es aburrido: La rutina policial en Reikiavik se solventa con una canción a capela al volante.

Los lugares pintorescos del país también tienen un espacio en el Instagram de los policías islandeses. Como este faro que parece salido del fin del mundo.

O como esta bici rosa.

También hay guiños internos y hasta las agentes del cuerpo aparecen en la cuenta imitando la camaradería de sus colegas.

Y por supuesto, la policía islandesa sabe cómo descansar entre tanta acción y en ocasiones los agentes encuentran espacio para lecturas reconfortantes. Una novela de noir escandinavo hubiera sido ya pedir demasiado.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información