Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno británico sanciona a un guardia real por bailar durante el servicio

Un vídeo, grabado por turistas, muestra la actitud divertida de un soldado en Buckingham

El guardia real, en un momento de su turno.
El guardia real, en un momento de su turno.

Bailar, caminar a cámara lenta o poner caras divertidas no está permitido para los guardias reales británicos en el Palacio de Buckingham. Así al menos lo piensa el Ministerio de Defensa de Reino Unido, que ha expedientado a un guardia que realizaba su turno a las puertas del edificio y que fue grabado por un grupo de turistas con esa actitud, según publica el diario The Telegraph.

En el vídeo, que ya tiene más de 600.000 visitas en YouTube, se observa como el soldado, del que de momento se desconoce su identidad, realiza su habitual paseíllo, a las puertas del palacio, de una forma distinta: se agacha a recoger algo en el suelo para luego hacer que lo mete en su bolsillo; gira en torno a sí mismo, mira a los turistas que lo graban, todos gestos más propios de un espectáculo de un mimo que a la típica guardia de un soldado en Buckingham. 

La guardia real británica es conocida popularmente por su rectitud y disciplina durante el servicio que prestan a la reina Isabel II de Inglaterra en las inmediaciones del palacio. Además, el cambio de guardia es una de las atracciones turísticas de la capital de Reino Unido, a la que se acercan multitud de turistas. La última sorpresa que recibieron los visitantes fue el pasado julio, cuando la banda de música de la guardia real interpretó el tema central de la serie Juego de Tronos.