Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cada minuto entre la vida y la muerte

Los voluntarios y los equipos de las ambulancias arriesgan su vida para asistir a las víctimas

Dos voluntarios de la Media Luna Roja Palestina han fallecido mientras ayudaban a la población de Gaza.
Dos voluntarios de la Media Luna Roja Palestina han fallecido mientras ayudaban a la población de Gaza.

Corriendo entre los escombros, mis colegas de la Media Luna Roja Palestina (MLRP) en Gaza siguen a dos personas que indican el camino hacia un edificio casi totalmente derrumbado. Se oyen tiroteos de fondo. Apoyado por voluntarios de MLRP, el equipo médico descubre una víctima parcialmente enterrada y le rescata de los escombros.

Solamente dos meses antes de estos acontecimientos en Gaza, Sliman Abo Jom’a, mi colega de la Media Luna Roja Palestina en Ramallah, me explicó en la sala de operaciones todos los procedimientos y mecanismos de coordinación que posiblemente hayan salvado la vida a esta persona en la Franja de Gaza.

En abril, 22 voluntarios de MLR fueron formados en Primera Respuesta en Emergencia, y el funcionamiento de la sala de operación fue uno de los temas tratados. Sliman me mostró los procedimientos de coordinación desde el momento en que entra la llamada de la población al 101, sale el equipo de MLRP, se presta servicio médico a la víctima, y se traslada a la persona herida al hospital para recibir el tratamiento adecuado. Esto era la teoría que aprendieron los 22 voluntarios en el curso de formación.

La realidad que puedo observar refleja las dificultades del personal humanitario y voluntarios de la MLRP en la situación actual. Aunque reciben muchas llamadas para pedir ayuda médica no pueden llegar a todas las zonas por falta de acceso, debido a las continuas hostilidades. Los voluntarios y los equipos de las ambulancias arriesgan su vida para asistir a las víctimas y con tristeza tengo que ver que el emblema de la Media Luna Roja, que cada voluntario y personal de MLRP involucrado en las operaciones de rescate lleva puesto, no les protege. Solamente el tercer día de las hostilidades, llegaron imágenes de nueve personas de MLRP que fueron transferidos al hospital Al Quds por sus heridas leves y tres de ellos con fracturas.

Preparando la llegada de los fondos del llamamiento de emergencia, observando los sucesos en Gaza y apoyando la MLRP en la respuesta, encuentro tiempo de discutir el plan de trabajo de las actividades del proyecto de resiliencia en Cisjordania con la coordinadora Reem Kashara. Discutimos el examen de los voluntarios que tenían que complementar previamente al curso y una pregunta que tenían que responder adquiere mayor importancia, ahora más que nunca: “¿Cuantos minutos puede durar el cerebro sin recibir oxigeno?”… y veo de nuevo delante de mis ojos a los voluntarios que salvan vidas debajo de los escombros.

Los cursos mencionados de formación en Primera respuesta y Primeros Auxilios forman parte del proyecto financiado por Cruz Roja Española que se inició en 2014 con el objetivo de reforzar la resiliencia de seis comunidades en los Territorios Ocupados Palestinos a través de cursos de Primeros Auxilios, Apoyo Psicosocial en Emergencia y gestión de desastres.

En las últimas dos semanas la MLRP ha atendido al 60% de las víctimas del conflicto gracias también a la capacitación de los voluntarios y la donación de material de Cruz Roja Española y otras Sociedades Nacionales (actividades realizadas previamente a los enfrentamientos actuales en Gaza). Cruz Roja Española no se centra solamente en el apoyo de la MLRP para la preparación de la respuesta al desastre, sino que además ha contribuido directamente al Lanzamiento de un llamamiento a nivel nacional (España) centrado en la atención sanitaria urgente en territorios palestinos para asistir a 31.000 personas (beneficiarios directos) por un total de un millón de euros.

Estos fondos permitirán la compra de medicinas, material sanitario desechable y carburante para asegurar las condiciones de funcionamiento de las ambulancias, los hospitales, el personal y voluntarios sanitarios de la MLRP; de cara a permitirles el desarrollo de su labor sabiendo que en la asistencia a las víctimas cada minuto puede ser el tiempo que separe la vida de la muerte.

Sandra Wicki es delegada de Cruz Roja en Cisjordania.