El 'churrelado', el último descubrimiento de Los Ángeles

Imaginen un sándwich de helado. Quítenle la galleta. Cámbienla por masa de churro. Así es esta moda: la del 'churrelado'.

'Churrelados' brotando de una mesa blanca
'Churrelados' brotando de una mesa blanca

Pocas cosas hay que le gusten más a Estados Unidos que una novedad y la comida. La combinación de ambas, es decir cualquier nueva creación en el terreno alimentario, es, por tanto, algo que siempre gozará de la atención del público estadounidense hasta que pieda uno de sus dos elementos, ya sea lo de novedad o lo de comida. Esto pasó el año pasado con el cronut, ese artificio que aunaba el cruasán y la rosquilla (el doughnut) y que se convirtió en un extraño objeto de deseo entre la población más elitista de Nueva York.

Masa frita, fina y fría. Por el motivo que sea nunca se habían aunado tantas efes antes.
Masa frita, fina y fría. Por el motivo que sea nunca se habían aunado tantas efes antes.

Si aquello pareció imposible de superar, ahora ha llegado otra remezcla de conceptos a la que se le adivina toda la intención de pasar al siguiente nivel: el sándwich con masa de churro. Un establecimiento de Los Ángeles llamado Churro Borough ha aplicado la más española de las masas para darle un discreto giro al clásico sándwich de helado, que en lugar de galleta es, efectivamente, churros. Exacto, estamos hablando de un bocata de churros con helado.

Este ingenio repleto de calorías y azúcar es idea de Sylvia Yoo, quien hizo de la necesidad (y la pasión) la mejor virtud: después de estudiar cocina en Nueva York, al regresar a Los Ángeles fundó Churro Borough en 2011, tras varios intentos tratando de compaginar varios trabajos. “Cuando me mudé a Los Ángeles, estábamos viviendo un nuevo boom de las heladerías, se habían inaugurado locales como Carmela y Sweet Rose”, ha explicado Yoo a otros medios. "Y en tema postres, el helado siempre ha sido mi favorito, tanto hacerlo como comerlo. Siempre había soñado en crear mi propio negocio, pero necesitaba un producto con el que presentarme”.

Los 'churrelados' son los nuevos 'cronuts', para quien lo entienda
Los 'churrelados' son los nuevos 'cronuts', para quien lo entienda

Quizá fuera de esperar que, durante el proceso creativo, alguien hubiera recordado el concepto básico de que los churros, como los fritos en general, pierden gran parte de sus propiedades de sabor y textura al enfriarse. Quizá no. Quizá el concepto de masa frita, fina y fría resulte apatecible para según qué paladares.

Yoo, en todo caso, la define como "un buñuelo", compactada en forma de espiral y que cubre helados de textura cremosa y sabores inesperados, al menos en la costa oeste estadounidense, donde la horchata o el sésamo negro son ciertamente delicias exóticas. También hay helados de sabores más convencionales como la tarta de manzana, fresa, arándano o panacota. Su nuevo reto pretende fusionar el delicado sabor de los macarons franceses con los churros. ¿Serán los Churons el gastrofrankenstein definitivo?

¿Cómo y cuándo probarlos? Churro Borough, para desgracia de sus seguidores, es por el momento una tienda temporal (ese concepto tan nuevo que hay que llamar pop-up store hasta que el castellano recuerde que tiene palabras que expresan el mismo concepto), aunque también trabaja en por encargos privados y, como era de esperar, llevan varios meses algo desbordados por la fama. Sin embargo, si estás en Los Ángeles a finales de junio, Yoo y sus ‘churrelados’ estarán presentes el próximo día 28 en el 5th Annual LA Street Food Fest, dispuestos a convertirse en el dulce del próximo verano.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS