Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las películas de Elvis Presley que todos deberíamos ver (y las que no)

Repasamos la filmografía del Rey del Rock cuando se cumple medio siglo de 'Viva Las Vegas'

Elvis Presley moviendo el culo en 'Girl Happy' Ampliar foto
Elvis Presley moviendo el culo en 'Girl Happy'

Hace 50 años (el 20 de mayo de 1964) se estrenó Viva Las Vegas, uno de los filmes más populares de Elvis Presley. El Rey del Rock, que comenzó su carrera cinematográfica en 1956, llegó a rodar una treintena de películas (31, exactamente), casi todas en la década de los 60 del siglo pasado y, en general, cuestionadas por la crítica. A continuación, señalamos lo mejor y lo peor de la oferta filmográfica de la pelvis más famosa de todos los tiempos.

Tres películas imprescindibles…

1. Jailhouse Rock / El Rock de la Cárcel (Richard Thorpe, 1957)
A lo largo de sus 95 años, Richard Thorpe dirigió más filmes comerciales que nadie en el planeta Tierra. Entre ellos, el estrenado en España como El Rock de la Cárcel, protagonizado por un Elvis en pleno auge en compañía de la malograda Judy Tyler, que fallecería poco después. El argumento suena familiar: un tipo atractivo se pasa un año en prisión aprendiendo lo necesario para, al salir, convertirse en una estrella de la canción. Lo mejor: que, aunque lo parece, no es OT ni La Voz. Lo otro mejor: la escenificación del tema principal, con coreografía incluida. Muchos consideran ese clip el mejor momento de toda la filmografía de Presley. Dicen que, entre bambalinas, presenciaba el rodaje Gene Kelly.


2. King Creole / El barrio contra mí (Michael Curtiz, 1958)
El húngaro Michael Curtiz, oscarizado en 1943 por Casablanca, dirigió a Elvis Presley (y a su antagonista: Walter Matthau) en su papel favorito. Un jovenzuelo con talento decide echarse a cantar para sacar adelante a su familia, aunque quiere hacerlo al margen del capo de Nueva Orleans. Ya se imagina usted el jaleo que se forma. El rodaje tuvo que moverse de lugar varias veces por el acoso de las fans; Elvis hubo de retrasar su entrada en la mili para poder terminar la película. La bola extra: un repertorio musical incontestable y diverso. Una curiosidad: la actriz Dolores Hart (pareja del Rey del Rock en este filme) rondaba la veintena cuando se estrenó King Creole. Cinco años después, con varias importantes producciones y premios a sus espaldas, ingresó en una abadía para ser monja. Hoy tiene 75 y sigue viva, en un convento.


3. Viva Las Vegas / Cita en Las Vegas (George Sidney, 1964)
En el ecuador de la carrera fílmica de Elvis, esta producción fue dirigida por el veterano George Sidney y pasa por ser la mejor de sus comedias. Aunque parezca inverosímil, Presley es aquí un piloto, camarero y cantante que se busca la vida para poner a andar su coche y participar en el Grand Prix de Las Vegas. Allí conoce a una instructora de natación estilosísima, encarnada por Ann-Margret. A la sueca, que entonaba de fábula, querían venderla como Elvis en mujer, pero sus méritos cinematográficos enseguida eclipsarían su indudable talento canoro. Durante el rodaje, hicieron tan buenas migas que terminaron convirtiéndose en pareja eventual.

Y tres totalmente evitables…

1. Harum Scarum / A lo loco (Gene Nelson, 1965)
Hágase un favor y huya de esta peli como si fuese a inocularle la peste bubónica directamente en los ganglios. Elvis encarna a un famoso actor que se encuentra, por motivos de su oficio, en Oriente Medio. Un menda le dice que tiene que matar a un rey árabe, pero él se enamora de su hija. Antes de llevársela a la civilización (o sea, Las Vegas), Elvis va escapando de los rufianes y haciendo paraditas por el desierto, con o sin turbante, para cantarse algo. Lo peor: el argumento es descabellado, pero nada ayuda a determinar el género del filme.


2. Easy come, easy go (John Rich, 1967)
Sus producciones flojeaban y Elvis empezaba a mostrar sus ganas de mandar el cine a paseo. Esta película lo presenta como un buzo cantante que se sumerge para trincar un tesoro español en el fondo del mar. Con él bucea, para ayudarlo, una bailarina experta en yoga, nada menos. Ya se imagina el gancho: “Buscaba un tesoro y el tesoro era ella”. El artista estaba rebotado con el director, con las canciones, con los horarios de trabajo. La banda sonora fue la menos vendida en la carrera de Elvis, a quien trataban como si fuese la gallina de los huevos de oro.


3. Stay away, Joe (Peter Tewksbury, 1968)
El Rey del Rock, naranja de maquillaje Tierra del Nilo, encarna a un indio navajo triunfador de los rodeos. El tipo vuelve a la reserva para demostrar ante el Gobierno que su pueblo es digno y responsable, pero lo que consigue el guión es casi todo lo contrario: flaco favor a los nativos americanos. Es curioso que Elvis no discrepase mucho de este filme, su vigésimosexto, pues solía decir que le había dado la oportunidad de probar otros registros como actor. Aunque es verdad que canta poquísimo, da algo de grima verlo entonar una balada a un toro salvaje.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información