Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Historia de la música en diez ilustraciones

Ricardo Cavolo selecciona un puñado de grupos que marcaron su vida. Y nos cede sus coloridos dibujos. De Johnny Cash a Kayne West

Dos de los miembros de Weezer. ¿Distingue usted quiénes son?
Dos de los miembros de Weezer. ¿Distingue usted quiénes son?

“Es una radiografía de lo que llevo en mi iPod”, explica Ricardo Cavolo, ilustrador de prestigio internacional y gurú del rollo underground gracias a un colorido universo, sobre su particular Historia ilustrada de la música. 100 artistas sin los que no podría vivir (Lunwerg). Un libro que junta dos de sus pasiones, la ilustración y la música, para recorrer a los grupos y artistas más importantes de su vida. No es un compendio ni un tratado de la música. Es la selección personal de los grupos que suenan en la vida del ilustrador.

Cavolo ha reunido a cien intérpretes en este libro, nos cuenta qué significan para él y, de paso, nos regala una ilustración de cada uno de ellos. Es su diario musical, como afirma en el prólogo. “Quería reunir a cien músicos o bandas que en mi vida me han servido y lo siguen haciendo. La música la disfrutamos, pero también la usamos. Y eso es lo que quiero contar de cada artista. No voy a contar lo que todos podemos leer en la Wikipedia ni eso con lo que cualquier estudioso de la música nos iluminaría. Yo pretendo contar qué me aporta cada artista, cuándo escucho a uno y cuándo a otro, cómo me ayuda ese o aquel a solucionar un problema”, explica en el libro.

La idea, nos cuenta, surge a raíz de una sesión que realizó en el programa En Radio 3. Su editor de Lunwerg lo escuchó y así surgió la idea de ilustrar en forma de libro su particular relación con la música. “La música en general es cultura, es arte al fin y al cabo. Y en mi vida, del mismo modo que necesito ver películas y exposiciones o leer libros, necesito música. Quizás estoy más empapado de música, la verdad. La necesito a todas horas. Llevo música cuando voy a hacer la compra, cuando monto en bici cada día, cuando estoy trabajando... Me gusta tener una vida con banda sonora y la música me lo proporciona con la facilidad de poder elegir”, señala. Ahora, alerta, “cualquiera que coja el libro seguro que echa de menos a Queen o a Camarón, por ejemplo. Esta es mi historia de la música. Y hay muchas cosas que me encantan aunque no están en el libro”.

Condensar los gustos musicales de cualquiera en cien nombres no sería tarea fácil para nadie. Tampoco lo fue para Cavolo. “No te puedes hacer una idea de la dificultad que supuso”, dice resoplando. En la primera tanda le salieron 250 artistas y visto que era imposible aligerar la cifra, decidió repasar la historia de la música moderna “desde Bach hasta ayer mismo” y elegir lo que más le gustaba de cada época. Nosotros le hemos pedido que rice el rizo y nos explique quiénes y qué canciones suenan en el top 10 de su banda sonora. (Por cierto, hay una playlist de Spotify con el centenar de artistas seleccionados por el ilustrador de lo más recomendable)

Historia de la música en diez ilustraciones

Johnny Cash: "Este es mi hombre"

Si hay un músico para Ricardo Cavolo ese es Johnny Cash. Tanto que tiene dos capítulos en el libro, que comienzan con toda una declaración: “Este es mi hombre. Oficialmente es mi favorito de todos los tiempos”. Y con quien se quedaría sin dudar si tuviera que escoger a un solo nombre de la música. “Me gusta su música, lo que se desprende de ella, ese rollo tan americano que a mí me pierde mucho y, aunque sea un poco accesorio, me gusta su vida. Le gustaba cantar, le decían que no lo hiciera y que la música era de tunantes pero luchó hasta ganarse la vida cantando. En todo el panorama creativo es muy difícil encontrarse con un artista como él, rememora. “Es el artista completo, y estilísticamente y musicalmente me atrapa”, concluye.

Canción recomendada: Walk the line.

Historia de la música en diez ilustraciones

Weezer: Siempre presentes

“Podría ser la banda sonora de mi vida porque siempre han estado presentes. Desde que los descubrí con El disco azul los escucho cada mes y no pasa semana que no oiga al menos una canción”, explica. Weezer significan para Ricardo Cavolo su despertar a la música. “Eran los 90. Yo era un adolescente que escuchaba música en casa, una muy buena selección por parte de mis padres, pero Weezer y el rap fueron mis dos primeras elecciones personales”, recuerda.

Canción recomendada: My name is Jonas.

Historia de la música en diez ilustraciones

Neutral Milk Hotel: El roque marciano

“Podría ser la banda sonora de mi trabajo”, explica Ricardo. “Están en el nicho del folk pero se diferencian de los demás. En cualquier corriente artística me gusta la parte más outsider del arte y ellos son como los outsiders del folk. Le dan un toque, un bonus muy personal, muy loco y marciano a veces pero muy sentido que me enamora completamente”, agrega.

Canción recomendada: In the aeroplane over the sea

Historia de la música en diez ilustraciones

Kanye West: El rap y Cavolo

Con Monster de fondo, Cavolo nos explica que le apasiona el rap y Kanye West le gusta por “el nivel al que ha llevado el rap. Le dio un punto fresco al rap que ya se hacía, y por eso me parece merecedor de un buen galardón. Coger algo que ya se hacía muy bien y darle una nota diferente tiene mucho valor”.

Canción recomendada: Monster.

Historia de la música en diez ilustraciones

Charlie Patton: Y el blues se le quedó dentro

“Cuando Charlie Patton ruge me convierte en alguien básico, sin tonterías, más puro, carne, vísceras y fuego”, relata en el libro Ricardo del león Patton. “Es representante del blues primitivo, que escucho mucho. Lo que me gusta y lo que le diferencia es la voz que tiene. Te entra y te rompe por dentro”, nos dice.

Canción recomendada: Pony Blues.

Historia de la música en diez ilustraciones

Woody Guthrie: El aplomo

A medida que vamos avanzando en la Historia ilustrada de la música de Cavolo vemos que una de sus pasiones son esos Estados Unidos iniciales. Y esto es Woody Guthrie para él. “Me gusta porque es country- folk puro de ese de los años 40 que es de verdad. Y es como el inicio del cantautor que después continuó Bob Dylan, pero me quedó con él porque tuvo el mérito de ser el primero. Sus letras hablan de la depresión de Estados Unidos, las tormentas de arena… Es una radiografía de un EE UU más pobretón. Y tiene una voz brutal”, cuenta. Una voz, añade en el libro, “que me da aplomo y una determinación muy útiles en momentos de zozobra”.

Canción recomendada: This land is your land

Historia de la música en diez ilustraciones

Cypress Hill: El primer descubrimiento personal

Adolescencia, marihuana y una banda sonora que iba muy al pelo a muchos jóvenes. Pero realmente los Cypress Hill llegaron antes a la vida de Cavolo. “Son los primeros que descubrí en mi vida. No era ni adolescente. Descubrir el rap a través de ellos y pensé ‘esto es muy bueno”, nos explica. Y hoy no ha cambiado de opinión. “Los sigo escuchando. Tengo toda la discografía en el iPod. Y más allá de la música, es como la magdalena de Proust, ya hay un cariño aunque ellos no lo sepan”, apunta entre risas.

Canción recomendada: Insane in the brain.

Historia de la música en diez ilustraciones

The Sonics: La descarga de energía

“He escogido a esta gente de los 60 porque son el germen de toda una ola, son el inicio del punk. Cogieron el rock and roll de los 50 e hicieron punk en los 60. No se entendía y a los chavales les encendía. A mí me siguen electrocutando, es una descarga brutal de energía. Y más si pensamos en la época. Es un grupo para aplaudir hasta el día que me muera”.

Canción recomendada: The Witch.

Historia de la música en diez ilustraciones

Diplo: La diversión

Dentro de la música electrónica, para Cavolo, Diplo representa lo “divertido y lo potente”. Con Express yourself nos demuestra sus palabras: “Produce cosas muy locas. Lo que me gusta es que se toma la electrónica como algo divertido. Es lo que busco en la electrónica y Diplo me da lo que le pido”.

Canción recomendada: Express yourself.

Historia de la música en diez ilustraciones

Cocorosie: La inspiración

“Son capaces de dar vida a lo inerte”, escribe en el libro. Una bonita metáfora de lo que Cocorosie es para Ricardo Cavolo. “Conectan con mis intenciones en mi trabajo. Podrían ser la banda sonora del curro. Las uso para inspirarme. Muchas veces si no se cómo plantearme un trabajo o qué aire darle a una idea, me lo aclaran en media hora de paseo con ellas en el iPod. Me generan muchos mundos internos con su manera de cantar que me sirven para trabajar”.

Canción recomendada: Noah's ark.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.