Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santana corona los premios Dial

El músico mexicano y el recuerdo al fallecido Paco de Lucía protagonizan los galardones de la cadena para celebrar la música en español

Carlos Santana a su llegada al auditorio Miguel Delibes de Valladolid. Ampliar foto
Carlos Santana a su llegada al auditorio Miguel Delibes de Valladolid.

La gala de la 18º edición de los Premios Cadena Dial ha sido un canto a la música española y latina, a sus artistas más populares, a sus jóvenes promesas y a sus mitos eternos. Se recordó el vacío que ha dejado la figura de Paco de Lucía pero se celebró la presencia de otro gran guitarrista, Carlos Santana, que recibió el Dial a su trayectoria y se lo dedicó al músico de Algeciras. El artista mexicano, que creció en las calles de Jalisco, se paseó por las de Valladolid con sombrero y mensaje de “paz y armonía para el mundo… y respeto para las mujeres”. El otro premio especial de la noche fue para el periodista Manu Carreño (presentado como "la sonrisa del deporte"), que parecía algo abrumado ante un galardón que le colocaba al otro lado del espejo.

Santana coronaba una gala que se celebró en el Auditorio Miguel Delibes de la ciudad castellana y en la que fueron premiados artistas como Carlos Rivera, Pablo López, Carlos Vives, Tamara, Luz Casal, Rozalén, Cristian Castro, Rosario, Antonio Orozco, Sergio Dalma, Malú, Manuel Carrasco, David DeMaría, India Martínez, Cali & El Dandee y Franco de Vita.

La cantante Rosario, una de las premiadas de la gala, durante su actuación. ampliar foto
La cantante Rosario, una de las premiadas de la gala, durante su actuación.

El recuerdo a Paco de Lucía fue especialmente vivo gracias a su sobrina Malú (una de las indiscutibles reinas de la velada), a Rosario (compañera de Malú en La Voz) y de la joven actriz Hiba Abouk (El Príncipe), que eligió como vestuario de gala una camiseta gris estampada con la famosa fotografía del guitarrista con Camarón, casi imberbes y muertos de risa. Imagen histórica del nacimiento de un nuevo territorio de la cultura española que la bella actriz lució con tino y orgullo. Un gesto especial para una noche especial en la que la música demostró su capacidad alegre y aglutinadora. David DeMaría (que interpretó Amar sin saber amar) recordó la labor de una cadena que impulsa y celebra canciones en el idioma que “amamos, lloramos, sufrimos o nos alegramos”. Y la actriz Manuela Vellés, otra de las caras televisivas de la noche gracias a la serie Velvet, añadió: “Esa música que nos acompañará siempre”.

El premio a Rosario, que recibió de manos del actor Paco León, abrió una gala en la que las jóvenes estrellas de la televisión robaron en muchos momentos los focos a los verdaderos protagonistas de la velada, los músicos. El auditorio de Valladolid fue tomado por el particular mundo de los fans, adolescentes que llegaron dos horas antes de la ceremonia con la merienda, cuadernos y el móvil. Bajo una carpa sofocante, divididos entre lograr a toda costa un selfie con un famoso o un simple autógrafo, la intensa guerra de bolis y cámaras fue el aperitivo a una ceremonia de tres horas que fluyó con energía y ganas. “Estamos aquí para apoyar una cadena que nos apoya”, recordaba el venezolano Franco de Vita. A su lado el actor Daniel Rovira (ese buen becario de la serie B&B) o Álex Gonzalez, que causa lógicos delirios a su paso, fueron aclamados pero sin hacerle sombra a David Bisbal, ese maestro del rugido popular cuya mirada a lo azul acero de Zoolander gana por goleada.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >