Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Orcas y tiburones en aguas peninsulares

La península Ibérica, rica en fauna y flora, posee también en sus aguas limítrofes espectaculares tesoros desconocidos por la gran mayoría, tesoros que debemos conocer para poder así proteger. En efecto, los superdepredadores de los océanos, la orca y el gran tiburón blanco, son excepcionales inquilinos que moran el litoral peninsular. Básicamente, su presencia en la costa meridional peninsular se debe a otro gran tesoro que nos visita con regularidad: el atún rojo, que constituye su menú habitual.

Es urgente que la megafauna, cúspide de la cadena trófica y máximo símbolo del equilibrio y salud medioambientales, sean protegidos por tierra, aire y, cómo no, también por mar, y ello, en aras de legar a futuras generaciones una biodiversidad rica en un litoral azul.

Limitar la presión sobre el atún rojo, evitar ciertas artes de pesca perjudiciales, impedir los reiterados vertidos de crudo (básicamente en la zona del Estrecho) y encontrar un sistema eficaz (quizás mediante ultrasonidos) para evitar que las orcas devoren los atunes al ser izados a cubierta por los pescadores y entren así en conflicto con estos son, entre otras, medidas a tomar. Otra gran ayuda sería que los medios de comunicación dedicasen también algo de atención a estas increíbles criaturas.— Martí Gassiot Garriga.

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.