Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Una política industrial sólida

No puedo estar más de acuerdo con el artículo aparecido en este periódico el 29 de enero titulado ¿Queremos salir de la crisis? En él se aborda un tema, el de la politica industrial que, por inexistente en nuestro país desde hace décadas, es absolutamente inevitable plantear sin más demora. Una política industrial que debería combinar eficazmente el impulso de la industria manufacturera —intensiva en mano de obra— con el impulso de la industria tecnológica —intensiva en el uso del progreso técnico y científico— para lograr un entramado industrial que se retroalimente generando progreso y puestos de trabajo cualificados, tal y como han hecho siempre los países más desarrollados del planeta.

El declive de la industria en el entorno europeo, fomentado por políticas económicas excesivamente centradas en la terciarización —muy acusadas en nuestro país—, ha obligado a pensar en acciones correctoras que ya se están concretando en países como Reino Unido y Alemania. Nuestra Administración debe afrontar sin más dilación, además de medidas urgentes de reactivación en línea de lo comentado en dicho artículo, una política industrial sólida y a largo plazo, con los consensos necesarios para garantizar su continuidad con independencia del partido que gobierne.— Francisco Garcia-Planas Marcet.

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.