_
_
_
_
Blogs / Cultura
Del tirador a la ciudad
Coordinado por Anatxu Zabalbeascoa
_

De elefante blanco a icono de la ciudad

¿Qué hacer con los elefantes blancos? ¿Qué hacer con los edificios que caen en desuso, son abandonados y se convierten en un inmenso recordatorio de una mala gestión en las ciudades? En general, esos paquidermos suelen ser la resaca del exceso de optimismo ante unos juegos olímpicos o una exposición universal. La Torre del Agua zaragozana o el Forum de las Culturas barcelonés son dos ejemplos. Pero los hay por doquier. 

En Oporto, los arquitectos Pedro Bandeira y Pedro Nuno Ramalho decidieron resucitar su insigne elefante, el puente que levantara la compañía de Gustav Eiffel antes de coronar su famosa torre parisina. Sin uso desde hace más de dos décadas, los proyectistas presentaron su propuesta de reubicación del puente como parte de un concurso para la regeneración del barrio fabril de la ciudad Companhia Auríficia, justamente el lugar donde la compañía Eiffel Constructions Meétaliques armó los componentes del puente en 1877.

“Somos realistas, exigimos lo imposible”, explica Bandeira. Cuenta que, aunque la propuesta pueda parecer poco plausible está cargada de historia, de razón y de posibilidades de mejora: “El paisaje urbano que atrae a los turistas es el de la decadencia y las ruinas”, dice. “El barrio de Aurifícia concentrará ambas cosas. Pero también tendrá un icono, el puente volverá a ser útil veinte años después”. Tras dos décadas sin ser utilizado, pues las vecinas pasarelas de Infante y S. Joao lo han sustituido para cruzar el Duero, consideran que el famoso y vanguardista trabajo de Eiffel podría arañar algunos de los 7 millones de visitantes que la torre parisina recibe anualmente. Al fin y al cabo es anterior, piensan los arquitectos. “Y, reubicado, sería un monumento a la desindustrialización y a la imaginación necesaria para salir de la crisis”, explican.

El coste del traslado del puente y de su posterior reubicación sería de 10 millones de euros, calculan los arquitectos autores de la propuesta. 

Comentarios

Aquí en Badajoz tenemos un programa llamado "Contenedores de Arte" destinado precisamente a transformar espacios públicos abandonados o en desuso en centros de arte contemporáneo. En estos momentos lo estamos haciendo con un mercado de abastos, un antiguo molino y una guardería infantil. en Aquí podéis verlo: http://contenedoresdearte.blogspot.com.es/ Gracias.
Aquí, en el sudeste asiático, la falta de urbanismo pasa inadvertida con los foodcourts, espacios antiguos que se mantienen en medio de futuros elefante blancos tan de moda ahora. Más aquí: http://2worldtree.blogspot.sg/2012/12/san-low-seafood-foodcourt.html
Soberana gilipollez, sobre todo una falta de respeto a la realidad histórica que produjo tal construcción y el contexto en que se insertó. Los arquitectos siempre con demasiados pájaros en la cabeza y una falta de criterio alarmante. Qué fino atinó E. Aguirre con su famoso comentario.
Lo mejor que pueden hacer es dejarlo donde está.
Del punto de vista del significado de la preservación del patrimonio esto es un absurdo. Soy arquitecta y, por muchos "pájaros que tenga en la cabeza" (como ha generalizado Mike, como si fuéramos todos copy/paste unos de los otros), nunca haría algo que, como esto, demuestra una falta de respecto por lo que este puente representó en el pasado.
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_