Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ashley Judd no será candidata al Senado de EE UU por Kentucky

La actriz de 44 años declara que prefiere pasar tiempo con su familia y que se mantiene al margen de la política

Ashley Judd en la Convención Nacional Demócrata de Charlotte, en Carolina del Norte.
Ashley Judd en la Convención Nacional Demócrata de Charlotte, en Carolina del Norte.

Su nombre llevaba sonando con fuerza las últimas semanas para representar a Kentucky en el Senado de Estados Unidos, pero finalmente la actriz Ashley Judd de 44 años ha anunciado que prefiere mantenerse al margen de la política. La razón que ha argumentado Judd para no presentarse a esta contienda es que necesita pasar "más tiempo con su familia”. El actual senador del Estado sureño, el republicano Mitch McConnell de 71 años, ya puede respirar tranquilo. No tendrá que enfrentarse a Judd en las próximas elecciones de noviembre de 2014.

Hace semanas, la actriz era una total desconocida como candidata política para muchos estadounidenses, pero su condición de estrella de cine le puso en el punto de mira en cuanto se planteó la posibilidad de ser una de las nominadas demócratas por Kentucky y así optar a un asiento en el Capitolio. Aunque a pesar de este tirón informativo, no ha conseguido alcanzar en este tiempo el éxito que obtuvieron en su momento actores como George Clooney y su lucha por los derechos en Sudán o Alec Baldwin y su intención de hacer campaña para el Congreso.

En Kentucky, cuna del Tea Party, la candidatura de Judd hubiera sido un caramelo para los republicanos que, de presentarse, habrían atacado con dureza su estilo de vida en los anuncios y eslóganes de campaña. Como por ejemplo que la estrella de cine siempre ha expresado su deseo de no tener hijos. "Es muy egoísta que la gente procree. Me parece inconcebible que alguien quiera quedarse embarazada con la cantidad de niños que se mueren de hambre en los países más desfavorecidos”. Estas declaraciones, en un Estado conservador donde la mayoría de sus habitantes son provida y defienden el método reproductivo tradicional, no hubieran encajado.

También habrían entrado en juego puntos como que Judd siempre ha sido muy crítica con el sector minero en EE UU y en otros paises, industria, exactamente del carbón, de la que viven muchos de los ciudadanos de Kentucky, y su divorcio del corredor escocés de coches Dario Franchitti, 39 años, tras más de 10 años juntos, anunciado el mes pasado.

Ante estos hechos, los republicanos han bromeado durante días sobre la incapacidad de los demócratas de encontrar un candidato mejor que Judd para batir a McConnell. Pero parece que el expresidente de EE UU Bill Clinton tiene alguien en mente. El exmandatario ha señalado esta semana a Alison Grimes, actual Secretaria del Estado de Kentucky, como posible candidata.

Grimes, en comparación con Judd, tiene una trayectoria política y sabe lo que es participar en una campaña estatal. Aunque según los expertos, una campaña entre Grimes y McConnell no "será tan divertida como lo hubiera sido una contra Judd".

La actriz alcanzó el éxito en los noventa con títulos como Heat y El coleccionista de amantes y a pesar de que la actriz estrena este mes película, Olympus Has Fallen, con ataque terrorista sobre la Casa Blanca —ella hace de primera dama—, últimamente se ha ocupado más del activismo político que del cine.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >