Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Patricia Cornwell recupera en un juicio parte de su gran fortuna

La autora de novelas de misterios logra que un tribunal condene a sus administradores a pagarle 50,9 millones de dólares cifra que puede triplicar hoy el juez en la sentencia definitiva

La escritora Patricia Cornwell.
La escritora Patricia Cornwell. CORDON

"Ha sido más complicado que resolver una de mis novelas", ha dicho Patricia Cornwell. Después de siete semanas de juicio, en el que pleiteó contra la empresa que administró sus bienes Anchin, Block & Anchin, la escritora ha logrado que un tribunal le dé la razón. Un  jurado ha sentenciado hoy que la autora de novelas de misterio debe ser indemnizada con 50,9 millones de dólares, una cantidad que un juez federal podría incluso elevar este jueves en una nueva audiencia, según informa el Boston Globe-. La suma al final podría triplicarse hasta 150 millones de dólares por daños. La autora de tantas novelas de éxito ya ha adelantado que una parte del dinero iría a McLean Hospital y la Unidad de Investigación de Psiquiatría, donde trabaja su esposa Staci Gruber. "Estamos muy satisfechas con esta victoria", dijo Cornwell.

La firma Anchin, Block & Anchin ha expresado su "decepción" en un comunicado: "En los próximos días, vamos a explorar nuestras opciones legales, incluyendo una apelación de la sentencia. Durante más de 90 años, los profesionales de Anchin hemos construido una reputación de honestidad e integridad. La compañía continuará a pesar del veredicto de hoy.

Cornwell, de 59 años, exigía a la empresa Anchin, Block and Anchin, una firma de contabilidad de Nueva York, y a su antiguo director, Evan Snapper, una indemnización de 100 millones de dólares alegando que durante el tiempo que estuvieron al cargo de sus finanzas, su gestión negligente le ocasionó pérdidas millonarias. La escritora sostuvo durante el juicio que sus antiguos administradores dejaron de incluir en la contabilidad el precio que se abonó por la venta de un Ferrari; que se vio obligada a abonar más impuestos de los necesarios por su helicóptero porque lo registraron erróneamente en el Estado de Nueva York; que las inversiones en activos de riesgo que éstos le sugirieron le supusieron un importante menoscabo en sus cuentas corrientes. En la demanda, Cornwell también acusó a Snapper de haber firmado un cheque de 55.000 dólares a su nombre para comprar un regalo a su hija y de destinar 50.000 dólares de sus ganancias para la compra de entradas de un concierto de Elton John cuyos beneficios estaban destinados a apoyar políticamente a Hillary Clinton.

La escritora, que ha vendido más de 100 millones de libros de la saga de la doctora Scarpetta, tiene unos ingresos medios anuales de 10 millones de dólares.Los que fueron sus administradores argumentaron que a la escritora le gustaba llevar una vida de grandes lujos.

Durante las siete semanas de juicio, Patricia Cornwell y Staci Gruber asistieron cada día a la audiencia. Durante las sesiones ese lujoso estilo de vida quedó al descubierto, así como su personalidad bipolar. El diagnóstico está escrito en la denuncia. Patricia Cornwell declaró al Boston Herald que el juicio fue "extremadamente doloroso y caro". "Hubiera sido más fácil llegar a un acuerdo o darse por vencido, pero no solo lo hicimos por nosotras, si no también a los demás que han sido víctimas de los asesores financieros ".