El quinto Koplowitz esgrime el apellido legalmente

Carlos Iglesias Rangel ya se llama, oficialmente, Carlos Ernesto Koplowitz Rangel La resolución se basa en las pruebas de ADN realizadas a los restos de Ernesto Koplowitz Sternberg y la sentencia es recurrible en el plazo de veinte días

Carlos Iglesias Rangel, ahora Carlos Ernesto Koplowitz Rangel, ayer, tras conocer la resolución judicial.
Carlos Iglesias Rangel, ahora Carlos Ernesto Koplowitz Rangel, ayer, tras conocer la resolución judicial.Europa Press

Los hermanos Koplowitz ya son cinco desde hoy. El Juzgado de Primera Instancia número 49 de Madrid ha reconocido que Carlos Iglesias Rangel es hijo biológico del constructor Ernesto Koplowitz Sternberg y Albertina Rangel, según fuentes jurídicas. En la sentencia, recurrible durante un plazo de 20 días, se señala que Carlos no es hijo de su padre legal, Carlos Iglesias, y que su nombre es Carlos Ernesto Koplowitz Rangel.

Koplowitz Rangel, el que fuera constructor, es padre de las hermanas Alicia y Esther -fruto de su matrimonio con Esther Romero- y de Ernesto e Isabel Clara -nacidos de su relación con Isabel Amores-.

La resolución se fundamenta en las pruebas de ADN realizadas por el Instituto Nacional de Toxicología, a partir de las muestras obtenidas de los restos de Ernesto Koplowitz Sternberg, cuya exhumación ordenó el Juzgado en 2011, para comparar sus genes con los de Carlos.

En declaraciones a Efe, Ernesto -el hijo mayor de Ernesto Koplowitz Sternberg- ha expresado su alegría por la sentencia, que reconoce que Carlos "ya es un Koplowitz jurídicamente hablando". Ha mostrado su satisfacción por Carlos, a quien trajo de Venezuela cuando tenía 8 años, le pagó su educación en Suiza y se ocupó de él "como un padre".

El juicio se había celebrado el pasado mes de diciembre. Entonces el demandante declaró: "Estoy feliz y tengoconfianza en la justicia". Iglesias agradeció "de manera clara y sincera"  el apoyo recibido de sus hermanas Alicia y Esther a lo largo de su vida, aunque "nunca han tenido la obligación" de ayudarle. Su letrada, Eva Solivella, ha explicó que el resultado de la prueba de ADN fue "contundente" y se ha mostrado "contenta. La sentencia, como esperaban, les ha dado la razón.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS