_
_
_
_
Blogs / Educación
Escuelas en red
Coordinado por Rodrigo J. García

Historias que hacen eco

Alberto García Pérez (@albertogp123), profesor de Lengua Castellana y Literatura durante el pasado curso escolar en el Instituto Público de Educación Secundaria de Candás (Asturias), puso en marcha una experiencia de promoción de la lectura entre sus estudiantes. Esta iniciativa contó con la colaboración de un grupo de docentes entusiasmados por el fomento de la lectura y agrupados en torno al Proyecto Kuentalibros.

Cuando les propuse a mis estudiantes, de 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria, participar en el proyecto 'Kuentalibros', les espantó la idea de tener que recomendar la lectura de un libro, utilizando un mensaje grabado de audio o vídeo "¡Qué vergüenza, Profe...!".

Esta iniciativa de colaboración en red, supone para el alumnado un aprendizaje relevante: leer y preparar la recomendación de una lectura, grabarla (el recurso al teléfono móvil es suficiente) y subirla al blog 'Kuentalibros' para compartirla como audio o vídeo-recomendación.

Con todos estas acciones los estudiantes construyen y comparten un espacio propio y público, 'entre todos' y 'para todos', donde 'oír' (Podcast de Kuentalibros) y 'visionar' (Canal de vídeo de Kuentalibros) más de 8.000 recomendaciones, elaboradas por estudiantes de más de 110 centros escolares, sobre lecturas que consideran de interés. Utilizan las posibilidades que brinda internet y las herramientas de la web 2.0.

El 'boca a boca', en este caso, ha sido fundamental y, de hecho, se quiere contar con "muchas bocas parlantes". Se trata de un proyecto educativo de colaboración entre profesionales de la enseñanza que desean contagiar 'víricamente' (@kuentalibros) el entusiasmo por la lectura, aportando materiales y recomendaciones a estudiantes, docentes y familias.En clase, para superar esa cierta 'timidez' que hemos comentado, en días sucesivos, entramos en varias ocasiones en el blog de Kuentalibros y visionamos algunas de las recomendaciones que hacían una multitud de chicos y chicas, sobre lecturas que íbamos a trabajar ese curso y otras, no previstas, pero que resultaron muy interesantes.¡Bueno, pues a lo mejor me animo! ... ¿Vale cualquier libro, profesor?

Efectivamente, toda lectura era bienvenida (biografías, recetarios, cómics, novelas, poesías...). Los indecisos necesitaban un pequeño empujón, por esta razón subimos una lista de posibles lecturas al blog de aula.

Alumnos y alumnas estaban verdaderamente convencidos de la necesidad de construir una buena recomendación; eran muy conscientes de que podían ser 'vistos' por muchos lectores y querían asegurar la calidad del resultado. Con esa preocupación siguieron tenazmente los pasos que, para escribir una reseña, se mostraban en la zona de lecturas de nuestro blog de aula.

A pesar de todo lo realizado quedaban aún tareas pendientes, teníamos que seguir avanzando; había que ensayar la grabación y no era 'cuestión de equivocarse'. Cuando llegaba ese momento cualquier recreo resultaba 'bueno' y un simple móvil era suficiente.

Al principio, estuvieron un poco nerviosos, muchos se enfrentaban por primera vez a una cámara y se sentían con mucha responsabilidad, al aparecer en un blog de tanta audiencia. No obstante, como era previsible, todo fue fácil, agradable y, además, educativamente muy útil.

Cuando se subieron las primeras recomendaciones, inmediatamente querían visionar las grabaciones de sus compañeros y compañeras presentando una u otra lectura.

El IES de Candás ya no es mi centro. Como profesor interino, la administración me traslada de un lugar a otro, con la inseguridad añadida, como sucede con otros muchos compañeros, de que el contrato se renueve o no cada año, cada mes... La dificultad de desempeñar la tarea docente para la que he sido formado y el obstáculo para continuar proyectos iniciados, son evidentes.

A pesar de esta circunstancia, he tenido la oportunidad de volver recientemente al Instituto, rencontrarme con mis compañeros y compañeras y con mis antiguos estudiantes. Todos recordaban con agrado su participación en esta experiencia educativa. Compartir lecturas y visionar recomendaciones elaboradas por ellos y teniendo la ocasión de revisarlas con sus familias, les había parecido ilusionante. Una forma de disfrutar leyendo que, con la ayuda de su actual profesora, Fini García (@finiG9), están reditando este curso.

─ "¡Estuvo muy bien, profe! Nosotros vamos a repetir".

─ "Vimos el vídeo en casa, con nuestros padres".

Se trata de otra manera de fomentar la pasión por la lectura. Un formato que permite trabajar con plenitud la competencia lingüística y todas sus funcionalidades (leer, escribir, escuchar y hablar).

El estudiante, al final del proceso de producción ha tenido que seleccionar una lectura, leer un texto en profundidad, escribir una reseña de manera pautada, someterla a corrección y análisis colectivo para mejorarla, y ensayar su defensa delante de la cámara. Después de completar esta labor, entiendo como profesor, que mis estudiantes se encuentran en mejores condiciones para demostrar el dominio de todas y cada una de las habilidades y destrezas lingüísticas. Cada 'recomendación' es un magnífico indicador de evaluación de los aprendizajes sobre mi materia de Lengua y Literatura.

La lectura cobra otra dimensión, de relevancia pública. Los estudiantes toman conciencia de esa transcendencia y se esfuerzan aún más para que su trabajo resulte bueno; saben que traspasa los límites del aula...

Quisiera dar las gracias al equipo de Kuentalibros por el fenomenal y desinteresado trabajo que están realizando y a mi antiguo centro, el IES de Candás, por creer en el proyecto y animar a los chicos y chicas a participar anunciándolo a través de su página web.

Una cita del profesor Emilio Sánchez Miguel, recogida de una conferencia de 2009, nos permite concluir, depositando nuestra confianza en los profesionales de la enseñanza que, una vez más, demuestran con este tipo de experiencias su preparación, capacidad, habilidad y preocupación por los buenos aprendizajes.

"La lengua nos hace humanos, la lengua escrita civilizados, decía David Olson. Siguiendo esta analogía, cabría decir que seguir el ritmo de una pieza musical nos hace humanos, mientras que leer una partitura es un logro civilizado, empatizar con los demás es humano y enseñar profesionalmente es civilizado... la Lectura representa quizá el primer intento de conseguir civilizar a toda la población en una determinada competencia cultural".

Imágenes: Collages, cubiertas de libro del artista estadounidense Hollie Chastain.Blog 'The Jealous Curator'

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_